Policías, amantes y otros testigos desmontan las historias de Maje

Imagen de Maje, la "viuda negra de Patraix".

Imagen de Maje, la "viuda negra de Patraix".

"La viuda negra de Patraix" y Salva fueron vigilados en un encuentro en el que pretendían estudiar coartadas y explicaciones para sus declaraciones durante el juicio.

Durante estos días se está llevando a cabo el juicio del caso Maje por el que María Jesús M. y Salva R. se sientan en el banquillo de los acusados tras el asesinato del marido de ella, Antonio Navarro. El juicio se reanudó con la declaración de varios policías que formaron parte de la investigación del crimen a la que se sumaron, durante el día de ayer, en la cuarta jornada del juicio los testimonios de los compañeros sentimentales de la acusada y al círculo íntimo de la pareja

Se conoce que Salvador Rodrigo fue el autor material del crimen, quien propinó las puñaladas a Antonio Navarro. Sin embargo, el juicio busca esclarecer la participación de la esposa de la víctima, quien hasta el momento ha llevado a cabo la estrategia de señalar a su difunto marido como un "maltratador y controlador". Sin embargo, los testigos que durante el día de ayer se sentaron en el banquillo no avalaron esta versión; entre ellos sus amigas y la hermana de la acusada. 

Durante la sesión, la hermana de Maje negó ser consciente de la existencia de malos tratos. Por parte de su amiga Rocío, ésta declaró que sus alegatos anteriores contra Antonio Navarro se sustentaban en comentarios que Maje había realizado, pero aclaró que no llegó a ser testigo de dichas acciones. 

La exmujer del acusado también se sentó como testigo y entre sus palabras solo se encontraron buenos calificativos para Salva; "cariñoso, buena persona, buen padre, servicial, afable, buen hijo y amigo de sus amigos". 

Ayer Maje también se enfrentó a los testimonios de sus amantes, con quienes mantenía una relación paralela a la conyugal. Según se explicó durante la sesión, la acusada mantuvo contacto con uno de ellos el mismo día en que se enteró de la muerte de su esposo y se halló el cadáver. Entre los mensajes que se intercambiaron ella le decía "¿Hacemos esta noche un amorcete?", a lo que él le contestaba: "Vale, chochete".

El primero en comparecer fue un agente urbano de Barcelona con el que mantuvo un encuentro que duró un fin de semana. Seguidamente, José; en este caso la relación, iniciada en mayo de 2017, duró hasta que él se enteró de la detención de la acusada. Según relató José, él se enteró de que estaba casada y de que su marido había muerto días después del asesinato. "Siempre la he visto muy cariñosa, tranquila, muy maja. Pensé que había tenido la mala suerte de que habían asesinado a su marido. ¿Quién iba a pensar otra cosa?", declaró José.

Por último, Tomás, otro de los compañeros sentimentales de Maje, con el que mantuvo conversaciones en las que se pueden leer mensajes como "te juro que lo mataría" por parte del amante y "deseos" de muerte hacia Antonio por parte de su mujer, Maje. Esta relación comenzó antes del enlace entre Maje y Antonio, y prosiguió tras el mismo. Sin embargo, en esta ocasión Maje le aseguró a su amante que su marido tenía cáncer y debía cuidar de él.

Declaración policial

Según explicaron agentes de la policía en la tercera jornada del juicio, un inspector escuchó y presenció una conversación entre Salva y Maje. Ambos se reunieron tiempo después del asesinato con la intención de discutir posibles coartadas que explicasen por qué el autor del crimen estaba en posesión de las llaves del garaje de la pareja, donde se produjo el asesinato. De esta manera, el policía explicó y detalló durante su intervención cómo era el lugar de encuentro, a qué distancia se encontraba de ellos (1,30 metros) y la conversación que tuvo lugar.

Este mando de la policía contó como Salva repitió en numerosas ocasiones "a ti no te va a pasar nada" y "si pasa algo yo sabré como quitarte de esto" durante el encuentro. 

La policía vigiló de cerca las actuaciones de la conocida como "viuda negra de Patraix", acusada de planificar el asesinato, y de, Salva como autor material, y es por ese motivo que cuentan con una grabación del encuentro entre ambos acusados. Sin embargo, se conoce que el audio está parcialmente dañado.

A esta declaración se ha sumado la de otros ocho policías que participaron en la investigación. En total será 40 los testigos que tendrán que presentar declaración frente a la Audiencia Provincial de Valencia, entre ellos dos compañeros sentimentales de Maje y 16 cuerpos de la policía. Los acusados recibirán el juicio de un jurado popular que sentenciará la culpabilidad de Maje y Salva, que podrían enfrentarse a penas de presión de hasta 25 y 20 años respectivamente. 

Por su parte, la defensa de Maje pide la absolución sustentada en la afirmación de que Maje no planteó el crimen, mientras que del lado de Salva defienden que recibió "poderosos estímulos" que le llevaron a la "obediencia". 

Comenta esta noticia
Update CMP