03 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bárbara, la mujer de Borja Semper que huyó de Twitter harta de insultos

El portavoz del PP en el Parlamento vasco ha anunciado que deja la política para atender una oferta laboral "irrechazable".

La salida de Borja Sémper de la carrera política supone una gran pérdida para el PP. Tal y como ha avanzado ESdiario, abandona la política activa para aceptar una oferta profesional "irrechazable" lo que le permitirá, según ha apuntado el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, "estar más tiempo con su familia" ya que "en la vida, hay que poner a la familia por delante de la política".

Y es que, la familia de Sémper tuvo que pagar un alto precio por la actividad política del dirigente vasco. Está casado con la actriz Bárbara Goenaga en segundas nupcias y ella sufrió en sus carnes lo que significa compartir la vida con un político del Partido Popular.

Todo ocurrió el pasado mes de junio cuando la actriz donostiarra condenó la agresión homófoba a dos lesbianas en un autobús de Londres, y la conocida y autodenominada feminista Irantzu Varela, que fue candidata al Senado por EH Bildu en 2015, le respondió con la frase: "Díselo al hombre con el que compartes proyecto vital y crianza, cuyo partido pacta con quienes lanzan los mensajes y proponen las leyes que legitiman la LGTBIfobia", afirmó.

 Ante tal afirmación se mostró sorprendida porque alguien que se autodenomina "feminista", le pidiera cuentas afirmando que "por lo visto, mi opinión queda anulada, está supeditada por ser la mujer de, agotador", apuntó.

"Me fastidia mucho"

Por ello, anunció su marcha de Twitter explicando que "hace nueve años me hice esta cuenta para informarme sobre cosas interesantes, y leer noticias de arte y de cine, que es a lo que me dedico y me interesa, pero cada vez es más complicado abstraerse de la parte más desagradable que también hay por aquí".

De manera que, tras afirmar que le "fastidia mucho" abandonar temporalmente la red social, apuntó que "hay demasiada presencia de sectarios, de blanco y de negro sin escala de grises, de yo soy mejor que tú, de conmigo o contra mí". "Demasiada inquisición para alguien que no cree en la censura ni la persecución", "no hay espacio para charlar de manera sensata, desde el respeto. Y, sin darte cuenta, empiezas a bailar en una frecuencia que no es la tuya, que no es la mía", por lo que puso punto y final a su presencia en Twitter.

Comenta esta noticia