La paradoja de Marzà: exige el valenciano y luego limita las plazas de examen

Marzà exige el valenciano, pero luego limita el acceso al nivel C1

Marzà exige el valenciano, pero luego limita el acceso al nivel C1

El sindicato CSIF denuncia que el plazo de inscripción para esta prueba de nivel se ha cerrado antes de tiempo por haberse llenado las "insuficientes" plazas ofertadas

El conseller de Educación, Cultura y Deportes, Vicent Marzà, es uno de los grandes defensores de la exigencia del valenciano para acceder a puestos de función pública. También promueve su uso, en exclusividad, en las comunicaciones internas desde la Administración a los centros educativos e incluso dentro de estos.

No obstante, a pesar de tanto interés por impulsar la lengua autóctona y en exigir su titulación, ha limitado la oferta de plazas para presentarse a las pruebas de la Generalitat para obtener la acreditación de C1, el nivel que establece como necesario para muchos puestos o que aporta los puntos que requieren.

Así lo ha denunciado hoy el sindicato CSIF, que ha explicado que la convocatoria de C1 de este año se ha cerrado antes de tiempo, ya que, como fijaba la propia Conselleria, empezó el 28 de septiembre y, teóricamente, duraba hasta este viernes. No obstante, al coparse todas  las plazas, la Administración la ha clausurado y ha dejado a muchas personas sin poder optar.

En este sentido, la central sindical ha remitido un escrito al conseller de Educación en el que recalca la necesidad de “ofertar más plazas de pruebas C1 de la lengua propia de la Comunidad Valenciana”. En esta misma línea, la central sindical urge a habilitar “un nuevo plazo de inscripción para nuevas plazas y responder así a la alta demanda de estas pruebas por parte de la ciudadanía”.

El sindicato, en su escrito, reclama al conseller Marzà “una apuesta decidida y real por la formación en la lengua autóctona ofertan más pruebas, más convocatorias, con mayor número de plazas y nuevos periodos de inscripción”.

Comenta esta noticia
Update CMP