21 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sergio Ramos acude al rescate de la nueva y polémica camiseta de la Selección

A pesar del encendido debate que ha vuelto a dividir a la sociedad española, ahora con el fútbol de por medio, los jugadores internacionales posaron sonrientes con la camiseta de marras.

La selección española de fútbol posó este miércoles para la foto oficial del equipo con la nueva indumentaria que vestirá para el próximo Mundial de Rusia, cuyos rombos en la parte derecha de la camiseta han generado tanta polémica desde la publicación de Adidas y que provocaron que la propia marca deportiva cancelara su presentación antes del entrenamiento.

En esa foto previa a la sesión matinal, se había organizado una presentación de la nueva camiseta donde se explicara un diseño que tanto ha confundido a los aficionados por la mezcla de colores entre el rojo habitual y los rombos de color "azul petróleo". Sin embargo, esa presentación no tuvo lugar debido a la enorme polémica que ha suscitado la camiseta.

Los 23 convocados con España para los amistosos frente a Costa Rica y Rusia se situaron en tres filas con el seleccionador nacional, Julen Lopetegui, en el centro de la fotografía y los capitanes Sergio Ramos e Iniesta junto a él. Los tres porteros se situaban en la fila más alta y estarían acompañados de los blaugrana Gerard Piqué y Sergio Busquets. Además, los últimos en llegar como Rodrigo, Alberto Moreno, Suso o Luis Alberto quedarían situados en los extremos.

La selección aclaró que los dorsales con los que han posado los futbolistas no serán los definitivos de cara a la cita en Rusia. Así, futbolistas como Sergio Ramos, Isco, Jordi Alba, Piqué o Busquets posaron con sus números habituales, aunque habrá que esperar a ver qué números serán los escogidos por menos habituales como Nacho, que portaba el 4; Callejón, que posó con el 8; y Marc Bartra, quien salió con el dorsal 12, entre otros.

Posteriormente, el futbolista canario Víctor Machín, 'Vitolo', defendió el nuevo diseño de la camiseta de la selección española, reconociendo que le ha "gustado", y pidió alejarse "de los problemas políticos" que circulan alrededor de la equipación mientras que Luis Alberto, futbolista de la Lazio y debutante en el combinado nacional, aseguró no entender "por qué ha sido la polémica". "Los jugadores lo que queremos es ponérnosla, porque para eso estamos aquí", subrayó.

El que más ayudó a suavizar el ambiente fue poco después Sergio Ramos a golpe de foto. El capitán de la Selección, luciendo la nueva y controvertida camiseta, logró el selfie del "buen rollo", como lo han llamado en las redes sociales, haciendo posar a todos los jugadores unidos y sonrientes en medio de tanta polémica y subiendo la foto de marras a su Twitter con un mensaje sencillo y directo: #VamosEspaña

 

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia