Colapso en las urgencias del hospital de Alzira: Los pacientes en los pasillos

El cambio en la gestión del hospital de Alzira está resultando un auténtico fracaso. El centro está colapsado y para operarse hay que esperar 150 días

El sindicato CSIF pide refuerzos inmediatos de personal en el Hospital de la Ribera ante el colapso del servicio de Urgencias, con boxes cuadruplicados y pasillos habilitados como zona de
tratamiento. La central sindical alerta de la “caótica situación”, con hasta 30 personas esperando esta mañana pendientes de ingreso

La presión asistencial creciente, con pacientes hacinados en el servicio de Urgencias y pendientes de una cama en hospitalización es cada vez mayor. Esta situación se produce mientras la unidad de preingresos, con una inversión de 170.000 euros, está siendo cerrada los fines de semana por no dotarla de una carga de trabajo, al contrario de lo que sucede en el resto de hospitales públicos.

El sindicato aañade de “la situación límite, con una presión asistencial que ha crecido enormemente y se ha visto incrementada por múltiples ingresos por covid-19 en las últimas horas”. La central sindical reclama soluciones urgentes. En este sentido valora que la Dirección del departamento haya rectificado y, ante las peticiones de CSIF, haya aceptado la instalación de una carpa u hospital de campaña para tener el doble circuito de pacientes respiratorios en
Urgencias.

La central sindical, no obstante, avisa que “la habilitación de nuevos espacios en el hospital de la Ribera resulta imprescindible, pero no será efectiva si no va acompañada de un incremento de personal de sanidad en el hospital. La actual plantilla no puede volver a sufrir lo vivido en la primera ola. Hacen falta refuerzos inmediatos para prestar la atención de calidad que los pacientes merecen, además de habilitar zonas de descanso adecuadas para los trabajadores extenuados”.

Una comparativa que no se sustenta

El deterioro en la gestión del centro sanitario de la capital de la Ribera se produce tras el cambio de gestión la pasada legislatura. El Botànic decidió no prorrogar la concesión pese a que los números eran fatisfactorios.

En la actualidad el hospital está colapsado y la lista de espera quirúrgica se eleva a 150 días. Una demora en la media de la Comunitat, pero muy superior al del Hospital de Torrevieja, que gestiona Ribera Salut, como antes en Alzira, y que tiene una espera para operaciones de 35 días.

El diputado popular José Juan Zaplana matiene que el caos es debido a la deficiente organización y gestión y por sus carencias en atención sanitaria. "No sabemos si esto es lo quiere el presidente Puig, la vicepresidenta Oltra o el Botánico para el Hospital de Torrevieja (que el Ejecutivo pretende revertir), un hospital que está funcionanado como un reloj".

Comenta esta noticia
Update CMP