26 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Policías y guardias civiles machacan a Sánchez por homenajear a etarras muertos

Pedro Sánchez, ante la Guardia Civil

Pedro Sánchez, ante la Guardia Civil

Con más de cien víctimas de ETA a sus espaldas, los Cuerpos de Seguridad reaccionan con contundencia tras el "pésame" del presidente a Bildu por el etarra que se suicidó.

 

 

Mira que es difícil detectar unanimidades en España, pero las palabras de Pedro Sánchez lamentando "profundamente" el suicidio de un etarra, dirigidas en el Senado a Bildu, lo han logrado. Casi nadie lo ha entendido y a casi todos les ha indignado.

Pero especialmente en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, incapaces de digerir el sapo abertzale que su máximo jefe les ha hecho tragar: con más de cien víctimas mortales salidas de sus filas, asesinadas con bombas y pistolas por los compañeros de Igor González Sola, la indignación está más que justificada. Y la expresan públicamente a través de sus asociaciones:

 

 

Otra de las organizaciones que agrupa a números de la Guardia Civil se ha servido de las palabras de Sánchez para sacar a escena otro espinoso asunto, del que a menudo poco se habla y que, desde luego, no parece merecer la misma solidaridad del Gobierno. El mensaje es espeluznante y desvela que en la Benemérita se registra un suicidio al mes sin que nadie diga nada:

 

 

Pero la mayor contundencia de todos la mostrado Jusapol, la combativa asociación de agentes de la Policía Nacional que tanto peleó por la equiparación salarial y que nunca tiene pelos en la lengua. Si Sánchez lee su mensaje, se quedará sin duda tiritando:

 

 

Mucho se teme el Retuitero que la polémica, lejos de aminorarse, crecerá. Porque a las palabras del presidente ayer en el Senado se le suman las "reflexiones" de Bildu este miércoles en el Congreso, que quizá ayuden a entender el "pésame" que les ofreció Sánchez: detrás de todo ello, parece estar la política penitenciaria y las concesiones a los presos por terrorismo. Algo con lo que Moncloa quizá tenga que tragar para lograr el apoyo de los cinco diputados batasunos:

 

 

Ninguna palabra se pronuncia gratis. Y éstas del presidente, parecen estar dispuestas a pagar un altísimo precio.

 

Comenta esta noticia
Update CMP