10 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un diputado danés ultra y racista se presenta ante Puigdemont y le busca un lío

Puigdemont junto a su anfitrión, el diputado independentista feroés Magni Arge. Fotografía del diario Berlingske.

Puigdemont junto a su anfitrión, el diputado independentista feroés Magni Arge. Fotografía del diario Berlingske.

El encuentro informal en el Parlamento de Dinamarca organizado por un diputado del partido separatista de las Feroe acabó marcado por la presencia inesperada de Søren Espersen.

La reunión que Carles Puigdemont mantuvo este martes en el Parlamento de Dinamarca con varios diputados, sobre todo nacionalistas de las Islas Feroe y Groenlandia, se le torció por una presencia muy incómoda que el expresidente de la Generalitat no esperaba. Ni deseaba.

La prensa danesa pone el acento en la asistencia imprevista a la cita de Søren Espersen, destacado diputado del Partido Popular Danés (el Dansk Folkeparti), una formación ultraconservadora y xenófoba que en las últimas elecciones se convirtió en la segunda más votada con su discurso contra la inmigración.

En principio el Dansk Folkeparti y el propio Espersen, que preside la Comisión de Política Exterior de la Cámara danesa, habían anunciado que no participarían en el encuentro con el expresidente de la Generalitat. Como tampoco nadie de los liberales -que gobiernan- ni del Partido Socialdemócrata.

La reunión, a puerta cerrada, había sido organizada por el diputado del partido separatista de las Feroe Magni Arge, que invitó a todos los miembros de dicha Comisión por tratarse de un asunto de política internacional. La mayoría rechazaron de plano asistir. 

También Espersen, que sin embargo cambió de idea y este martes se presentó, para sorpresa de la prensa de Dinamarca y del propio Gobierno del liberal Lokke Rasmussen. De hecho el diario Berlingske se pregunta si acaso la presencia del diputado no causará "estragos" en España.

Søren Espersen.

 

No obstante, en España ya no sorprenden los aliados internacionales de Puigdemont. Desde la ultraderechista francesa Marine Le Pen al UKIP británico -de corte antieuropeísta- , pasando por los nacionalistas flamencos de Vlaams Belang, que rechazan la inmigración.

Comenta esta noticia