El pueblo por encima del partido, o al revés

Ximo Puig proclama que los gobiernos son del pueblo y no de los partidos. Sueca tiene alcalde socialista en contra de la voluntad del PSOE. Villalonga tiene alcalde de Compromís en contra del criterio de Compromís. Y a ambos los van a echar de sus respectivos partidos. 

En Sueca, los votos de PP y Cs se han unido a los de los ediles socialistas para impedir que Compromís -que a su vez hubiera preferido pactar con un grupo local- siguiera gobernando en ese municipio de La Ribera Baja.

Como consecuencia, los concejales del PSOE van a ser expulsados por no respetar al socio preferente, aunque ese socio no les prefiriera a ellos. El nuevo alcalde, Dimas Vázquez, ha declarado que en primera instancia se deben a los ciudadanos y después a las siglas políticas.

En Villalonga (La Safor) va a gobernar Domingo García, de Compromís. Le apoya el PP y dos ex-socialistas. Deja fuera a los representantes oficiales del PSOE. García defiende que su antecesor, ahora derrotado, arrastra causas judiciales y “no puede seguir como alcalde”. A García le van a expulsar de Compromís.

Los aparatos de los miembros del Botànic II se han comprometido a hacer alcaldes -si los números salen- a los ediles que encabecen la opción de izquierdas más votada. Y a echar a los suyos que pacten alcaldías con concejales que no sean de izquierdas.

En el Palau de la Generalitat, el ex-jefe de gabinete de Puig y flamante conseller, Arcadi España, ha proclamado que este nuevo Consell tiene que gobernar para los que han votado a los partidos de este gobierno y para los que no los han votado.

Ximo Puig por su parte, ha dicho en su discurso de toma de posesión de los miembros del nuevo Consell que “Los gobiernos son del pueblo, no de los partidos”.

 

Comenta esta noticia
Update CMP