07 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez "plagia" para el coronavirus los discursos del odiado Bush el 11-S

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante uno de sus discursos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante uno de sus discursos

Los discursos del presidente del Gobierno desde que estalló la crisis sanitaria tienen mucho en común con los de un importante líder atacado por la izquierda de forma permanente.

Los discursos de Pedro Sánchez desde que estalló la crisis del coronavirus tienen una característica común, su marcado carácter belicista. El presidente ha emprendido su guerra contra la pandemia y así lo ha hecho saber a la población, pero su discurso no es nuevo, sino que ha encontrado una increíble 'inspiración', el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Y es que, tal y como ha señalado ABC, la afición del gurú de Sánchez, Iván Redondo, por emular a los líderes norteamericanos, le ha llevado a límites insospechados. Si famosas se hicieron sus imágenes a lo JFK a bordo al Falcon, ahora su discurso le lleva a emular al presidente que lidió su particular guerra contra el terrorismo islámico tras el 11S.

 

Así, desde Moncloa se ha puesto en marcha una campaña cuyos argumentos se basan en utilizar las mismas palabras el Bush, pero con un enemigo distinto, en lugar de iniciar una batalla contra Bin Laden, ahora el objetivo es el coronavirus.

De hecho, ese eslogan repetido hasta la saciedad desde los pasillos del Gobierno de que se "hará lo que haga falta, donde haga falta y cuando falta", no es nuevo, sino que ya lo utilizó Bush en el discurso del Estado de la Unión de 2003.

De hecho, Bush también utilizó frases como "ganaremos esta guerra unidos" o "nuestra unión nunca ha sido más fuerte". Frases sorprendentemente similares a las pronunciadas por Sánchez durante estos días de crisis. Al igual que aquellas en las que aseguraba que la sociedad "ha cambiado" desde la crisis o en las que ambos ha vaticinado una "victoria total" frente a su enemigo.

Son consignas belicistas que se escuchan sin cesar desde el Gobierno, que pretende imponer en la población una conciencia de estado de guerra permanente que permita a mantener a la ciudadanía del lado del Gobierno, pero que en el caso de Bush no salió demasiado bien. Habrá que ver qué ocurre con Sánchez y su coalición.

Comenta esta noticia
Update CMP