Iniciamos el curso con sabor a Valencia marítima

Imágenes de la Valencia marinera

Imágenes de la Valencia marinera

Volvemos con ilusiones renovadas relatando en EsdiarioCV lo que se cuece en los barrios del Grao, Canyamelar y Cabanyal

 

Hoy el que suscribe inicia un nuevo curso, donde la información para decidir es lo que prima en este medio digital, y en una época difícil por la pandemia del covid 19, la Valencia marítima late en modo festivo, de manera diferente, por las restricciones que imponen las autoridades para preservar nuestra salud, pero sin olvidar lo que nos une a la tradición que nos legaron nuestros ancestros.

 

Por dos veces durante el año, la Iglesia conmemora los dolores de la Santísima Virgen que es el de la Semana de la Pasión y también el 15 de septiembre. La primera de estas conmemoraciones es la más antigua, puesto que se instituyó en Colonia y en otras partes de Europa en el siglo XV. Cuando la festividad se extendió por toda la Iglesia, en 1727, con el nombre de los Siete Dolores, se mantuvo la referencia original de la Misa y del oficio de la Crucifixión del Señor.

En la Edad Media había una devoción popular por los cinco gozos de la Virgen Madre, y por la misma época se complementó esa devoción con otra fiesta en honor a sus cinco dolores durante la Pasión. Más adelante, las penas de la Virgen María aumentaron a siete, y no sólo comprendieron su marcha hacia el Calvario, sino su vida entera. A los frailes servitas, que desde su fundación tuvieron particular devoción por los sufrimientos de María, se les autorizó para que celebraran una festividad en memoria de los Siete Dolores, el tercer domingo de septiembre de todos los años.

En el Grao, en la Parroquia de Sta. María del Mar mañana domingo 13 a las 12 del mediodía la Cofradía de Granaderos que preside Pepe Orero, y cuyo hermano mayor es su hijo José María participará en la EUCARISTÍA en honor a la Virgen. Este año, por las circustancias del covid-19, no se realizará el besamanos y se sustituirá por  una reverencia de veneración a la imagen. 

Durante la Eucaristía la Virgen será coronada nuevamente con la nueva corona regalada por José Orero Sanchez en memoria de su difunta esposa María Dolores Gimeno, gran devota de la misma, y que luchó hasta el final de sus días por engrandecer el culto a la Virgen Dolorosa.

Els Granaders de la Verge del Cabanyal, que preside Jorge Simó Ramírez, no pueden celebrar su tradicional semana cultural, pero sí rendir culto a la misma,  y con motivo de la Festividad de la Virgen de los Dolores, imagen titular de dicha Corporación y junto con su Clavaría, el martes 15  será la solemne Eucaristía a las 19.30 horas, y el posterior besamanos a su imagen titular, con sus clavariesas y demás miembros de la Corporación, este año consistirá en una reverencia que iniciará  el reverendo Ignasi Llópez Sorolla, y cuya primera misa cantó en su parroquia de Nuestra Señora del Rosario del Cañamelar y que actualmente es el Párroco de las Parroquias del Rincón de Ademuz.

La Hermandad del Santo Silencio y la Vera Cruz, que preside Domingo Mengual, uno de los tres históricos corredores que han participado en todos los maratones de la ciudad de Valencia, también esperan su día de fiesta en torno a la cruz. Por motivos sanitarios no habrá besado de la reliquia en la veneración popular  del Lignum Crucis en su local social, ubicado en la calle Pedro Maza número 26, será el lunes dia 14 desde las 18 horas y la veneración se prolongará hasta las 21 horas. Las mujeres de la entidad semanasantera del Cabanyal atenderán a los fieles que se acerquen a venerar la reliquia y el párroco realizará una oración.

Esta tradición comenzó a festejarse el día en que se encontró la Cruz donde padeció Nuestro Señor. Posteriormente, a principios del siglo VII, cuando el ejército del Islam saqueó Jerusalén, se apoderó de las sagradas reliquias de la Santa Cruz. Estas serían recuperadas pocos años más tarde por el emperador Heraclio y recordando este rescate celebramos, cada 14 de septiembre, la festividad litúrgica de la exaltación de la Santa Cruz.

En el Canyamelar,  también el martes 15 a las 19.30 horas, el párroco el reverendo Juan Pons oficiará una eucaristía en  honor  a Ntra. Sra. de la Soledad ofrecida por su  Real Cofradía de Granaderos que preside Vicente Visiedo Sentana. Y la Hermandad del  Santísimo Cristo  los Afligidos que preside Joaquin Reig Capilla no organiza la undécima edición del Salón Internacional de las Cruces que inauguraba cada 14 del presente mes, festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, con más de 300 cruces.

La Junta Mayor de la Semana Santa Marinera de València, que preside Pep Martorell Damià, ha organizado un concierto multidisciplinar con el título “Música, art i poesia: María i la Creu”. Será el sábado día 19 del corriente, a las 20.15 horas, en la parroquia de Santa María del Mar del Grao, con el fin de secundar y reforzar las celebraciones que sobre la Cruz i la Virgen Dolorosa celebran los colectivos semanasanteros antes citados.

Previamente, el día 17 de septiembre, en  el Museo de la Semana Santa Marinera de València, podéis visitar la exposición: “Establecimientos comerciales del Marítimo desaparecidos, a través de las fotografías de la Semana Santa Marinera de València”, la cual permanecerá abierta hasta primeros del mes de diciembre en la calle del Rosario 1 del Cañamelar.

Las Sociedades Musicales del Marítimo que también están sufriendo las consecuencias de la crisis sanitaria, han retomado los ensayos con más ganas que nunca, después de tantos meses sin actividad, y con las medidas adecuadas de seguridad, ofertan buenas condiciones en sus escuelas de música. Domingo Carles, presidente de la comarcal de Valencia y los suyos, os animan a que disfrutéis con la música y acudáis a las mismas.

Y las bandas de cornetas y tambores también retoman sus ensayos la de la Virgen de los Dolores, de Manuel Martínez Gil; la de El Canyamelar, de Salvador Crespo Vinagre; y nuestros amigos de San Luis Bertrán, con Luis Sánchez Madueño y Ricardo Vazquez a la cabeza, son una muestra de todas ellas. Nosotros, desde Revista EOS os acercamos en nuestras redes sociales el sabor a mar con nuestras publicaciones, ya que todas las semanas son santas para mantener la llama encendida.

Y quiero recordar a dos mujeres de estos lares marineros, residentes en el Canyamelar, que han partido recientemente a la Casa del Padre. En primer lugar, a mi amiga Amparo Ruiz Boix, el 31 de agosto, que a los 76 años y tras una larga enfermedad, nos ha privado de su sonrisa y su dulzura. Amparo, la esposa de mi amigo Manolo Corella, con los que compartimos buenos momentos en el Consejo de Gobierno de la Junta Mayor de Vicente Ballester. Ambos regentaron bolsos Corella primero en la calle José Benlliure y luego en la calle de la Reina, fueron cofrades de la Hermandad del Descendimiento del Señor. A Manolo padre, y a sus hijos Amparo, Maria Jesús, Alicia y Manolo mi más sentido pésame, os cuidará desde el cielo.

Y a Vicenta Fontelles Cubells, que el 7 de septiembre, y a los 89 años también, marchó.Una mujer adelantada a su tiempo, vital, con vocación de servicio público, y eso lo saben la administración de justicia, que junto a su esposo, el doctor Tomás Pérez Chiner, con el que ahora se encontrará, educaron a sus hijos en valores y libertad. Queridos Tomás, Ángeles y María bajo el amparo de nuestro Santísimo Cristo del Buen Acierto la mamá os cuidará, os tengo en mis oraciones.

Ya saben que siempre les recomiendo escuchar a nuestro corazón, obrar el bien a los demás, y sentir estos lares marineros. Feliz inicio de curso para todos. Recuerden: mascarilla, frecuente lavado de manos y distancia social, siempre es mejor prevenir los riesgos. Sean felices y nos vemos en la Valencia Marítima.

 

Comenta esta noticia