09 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias se enreda y desprecia de nuevo al Rey con una desafortunada frase

Pablo Iglesias jurando su cargo ante el Rey el pasado mes de enero

Pablo Iglesias jurando su cargo ante el Rey el pasado mes de enero

El vicepresidente del Gobierno ha concedido una entrevista en que, además, ha confirmado su presencia en la mesa de diálogo con los independentistas catalanes.

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, aún sigue metiéndose en líos cada vez que intenta explicar por qué aplaudió al Rey en la apertura de la legislatura. De hecho, este lunes ha intentado justificar el cambio de postura de algunos miembros de Podemos respecto al monarca, pero aún ha salido peor parado ya que ha protagonizado un nuevo desprecio al Jefe del Estado. 

De hecho, Iglesias  ha asegurado en una entrevista en La Sexta que no es el momento que le ha hecho sentirse "más feliz o más orgulloso" y ha insistido en que si lo hizo fue por obligación. "Tuvimos un debate sobre cómo actuar. Querían presentar una caricatura diciendo: "Estos señores no saben estar en el Gobierno". Pensamos que el aplauso era un gesto de estricta cortesía parlamentaria", ha defendido.  Así, el líder de Podemos ha explicado que, "representando una fuerza con 35 diputados", lo más "útil" para "llevar a cabo la justicia social" era aplaudir al monarca. "Éramos conscientes de que hiciéramos lo que hiciéramos nos iban a criticar", ha añadido.

 Por otra parte, también ha desvelado que acudirá a la reunión con el Gobierno de la Generalitat, donde también estará Pedro Sánchez. "El presidente me ha pedido que esté y mi obligación es estar", ha dicho. Sin embargo, parece que no será el único integrante del Consejo de Ministros que se cite con Torra, sino que, tal y como ha relatado el vicepresidente segundo, será Sánchez quien dé a conocer el resto de nombres que acudirán a escuchar de nuevo las ya sabidas pretensiones de Torra: autodeterminación y amnistía.

Sin embargo, no parece que la presencia de Iglesias en el encuentro suponga una obligación, ya que Podemos siempre ha mostrado su intención servir de enlace entre los socialistas y el independentismo, encarnando un papel de intermediario que es bien visible, dada la relación existente entre el vicepresidente catalán, Pere Aragonés e Iglesias o las propias palabras de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, que aseguró que le gustaría ser una nueva aliada del Gobierno de coalición en lo que a las relaciones con Torra se refiere.

Aún así, Podemos rehuye de la palabra mediador, una de las exigencias de Quim Torra, que considera esencial que haya una figura que haga las veces de árbitro, aunque sí que se coloque en ese punto intermedio. De hecho, Iglesias ha asegurado que "no está previsto" que se integre en esa mesa la figura de un relator. "Los dos Gobiernos podemos entendernos perfectamente", ha afirmado. "No está encima de la mesa ninguna figura de ese tipo. Es una mesa acordada entre los dos gobiernos. Las reglas están acordadas. Ahora toca hacerlo bien", ha enfatizado.

Iglesias da por hecho la escisión de los Anticapitalistas de Podemos

También, el líder morado ha hecho referencia a la ruptura existente entre la dirección de Podemos y los Anticapitalistas, liderados por Teresa Rodríguez y Miguel Urbán. De hecho, Iglesias, ha dado por hecho su salida de Podemos por la "incompatibilidad" de sus planteamientos políticos. A su juicio, este paso es el más "lógico", ya que "no hay por qué estar a la fuerza en un partido político si no estás de acuerdo con la línea política de ese partido".

Además, ha señalado que "a partir de ahí, desde la fraternidad y el respeto, creo que cuando no se puede seguir juntos, lo mejor es hacer las cosas bien, con respeto, con camaradería, lealtad y quizás en el futuro nos podamos encontrar en algún proyecto de cooperación electoral", ha afirmado, abriendo la puerta a una posible futura colaboración electoral.

Comenta esta noticia