18 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La bolsa y la prima de riesgo en vilo constante

El Ibex terminaba la semana plano y por debajo de los 8.900 puntos mientras que la prima de riesgo superaba los 130 por las constantes dudas que el gobierno genera.

La carta de Bruselas sobre el plan presupuestario de Sánchez era el último varapalo que la economía patria necesitaba.  El Ibex 35 ha registrado una caída semanal del 0,11%, con la mirada puesta en recuperar la barrera de los 8.900 la semana que viene al calor de los resultados empresariales. El índice español conseguía darse la vuelta después de que el Tribunal Supremo emitiera una nota indicado que puede rectificar su sentencia sobre los impuestos de las hipotecas.

Los catalizadores negativos presentes en el mercado como la guerra comercial, la subida del bono americano a 10 años y las discrepancias presupuestarias entre Bruselas e Italia, se sumaron una ligera caída en el crecimiento en China y la decisión del Tribunal Supremo español de dictaminar que los bancos son los que se tienen que hacerse cargo de los impuestos presupuestarios, que penalizó fuertemente a la banca española.

A pesar de que el Tribunal Supremo ha congelado este viernes dicha sentencia, ha indicado que “los inversores ya han descontado la noticia” y han optado por el cierre de posiciones hasta conocer el alcance de esta sentencia, en el caso de que se confirme. En este sentido, los bancos con mayor exposición al mercado español como Sabadell, Bankia, CaixaBank y Bankinter han sido los que se han llevado la peor parte. De su lado, el sector energético se ha recuperado de la caída de la semana pasada, ya que de momento no se han confirmado los temores de una nueva regulación por parte del Gobierno.

Desde XTB han señalado que, a pesar de que los datos macro continúan mostrado la economía a nivel global en un ciclo expansivo, comienzan a verse “ciertos síntomas de agotamiento”. Esto no quiere decir que se vaya a producir un cambio de tendencia en el corto plazo, pero sí que podríamos ver una corrección más severa, han advertido. Este trimestre se pueden sumar además nuevas dudas al mercado, como los resultados empresariales, las elecciones al Senado en EEUU, la fortaleza del dólar o la evolución de los precios del petróleo, si bien reconoce que la resolución de alguno de los actuales catalizadores negativos “podría provocar un rebote en el mercado”.

De cara a la semana que viene, marcada por la avalancha de resultados empresariales correspondientes al tercer trimestre del año, desde XTB esperan que el Ibex se mueva en el rango comprendido entre los 8.600 y los 9.200 puntos. En el caso de que continúen las tensiones, el mercado podría seguir cayendo, aunque “una buena lectura de los resultados empresariales podría devolver temporalmente el ánimo de los inversores”.

Por otro lado, el precio del barril de petróleo Brent, de referencia para Europa, se situaba en 80,14 dólares, mientras que el West Texas, de referencia para EEUU, se colocaba en los 69,27 dólares. Por último, la cotización del euro frente al dólar se situaba en 1,151 billetes verdes.

Comenta esta noticia
Update CMP