El Gobierno de Sánchez prorroga un año la declaración de sequía en el Segura

Apertura de un pozo de sequía en el segura.

Apertura de un pozo de sequía en el segura.

La prórroga permite al Ministerio de Transición Ecológica adoptar medidas excepcionales para la gestión de los recursos hídricos durante el próximo año hidrológico, que abarca del 1 de octubre de 2018 hasta el 30 de septiembre de 2019, o hasta que se constate por el organismo de cuenca y la Dirección General del Agua que dejan de darse las circunstancias objetivas que motivaron su declaración.

Esta prórroga, en todo caso, está condicionada a la evolución de los indicadores de Estado establecidos en el Plan Especial de actuación en situaciones de alerta y eventual sequía de la Demarcación Hidrográfica del Segura.

Situación de la cuenca

La Demarcación Hidrográfica del Segura se constituye como un sistema de explotación único, con dos subsistemas principales, el de cuenca y el del trasvase. Del análisis de la situación de ambos se observa que si bien lo que motivó inicialmente la declaración de sequía fue el estado en el que se encontraban los aprovechamientos vinculados al trasvase Tajo-Segura, esta situación de escasez afecta también en la actualidad a las explotaciones que dependen de los recursos propios de la cuenca.

La falta de precipitaciones en estos cuatro últimos años en las cabeceras del Segura y del Tajo, viene motivando tanto el descenso de la aportación a los embalses, como del volumen que éstos almacenan.

El estado global del sistema cuenca se encuentra en situación de prealerta. A la luz de la información que arrojan los indicadores, la situación en la actualidad se mantiene alejada de la normalidad (0,380 frente a 0,500) y es previsible un empeoramiento, situación que justifica la prórroga de la declaración de sequía.

Prórrogas anteriores

La escasez de recursos hídricos en los años hidrológicos 2013/14 y 2014/2015 en el ámbito territorial de la Confederación Hidrográfica del Segura ya provocó que en mayo de 2015 se declarara la situación de sequía. Este real decreto tenía una vigencia temporal hasta el 31 de diciembre de 2015, pero dado que la situación no había mejorado en esa fecha, se prorrogó la declaración de sequía hasta el 30 de septiembre de 2016.

Con posterioridad, en septiembre de 2016, se procedió nuevamente a la prórroga de la declaración de sequía hasta el 30 de septiembre de 2017 y más tarde se prorrogó de nuevo hasta el 30 de septiembre de 2018 mediante otro Real Decreto.

Preocupación entre los regantes

La adopción de esta medida pone en evidencia los problemas endémicos que sufre la cuenca del Segura, si cabe agravados por la escasez de precipitaciones de los últimos años, sobre todo en los embalses de cabecera, Entrepeñas y Buendía. La falta de un acuerdo político entre los diferentes partidos -el choque con barones regionales es un gran escollo para aplicar una política hidrológica nacional- pone en riesgo a miles de familias en Alicante, Murcia y Almería que viven de la agricultura. Por tal motivo, desde los sindicatos agrarios de la región se pide al Gobierno de Pedro Sánchez una reunión para explicarle al detalle la problemática de un sector y crear una mesa de trabajo conjunta para dar solución a un problema que enfrenta a varias comunidades autónomas con "guerras del agua" que no conducen hacia ningún lado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP