El alcalde de Elche fuerza la dimisión del pedáneo que quería la "independencia"

Carlos González y Mireia Mollà (Compromís), izan la Bandera Azul de las playas, la de la paz no la encuentran.

Carlos González y Mireia Mollà (Compromís), izan la Bandera Azul de las playas, la de la paz no la encuentran.

Las relaciones de los partidos que forman el tripartito son muy frías. La desconfianza entre PSOE y Compromís crece según se acerca la cita electoral. Cada uno intenta ocupar su espacio.

Todo empezó al pedir el alcalde de Elche, el socialista Carlos Sánchez, la dimisión del alcalde pedáneo de El Altet, Ángel Jesús Soler, por pedir éste la segregación de Elche. ¿Se imaginan? El aeropuerto, de producirse la independencia, dejaría de estar en termino municipal ilicitano, todo ciencia ficción o no, ya se verá. La cuestión, es que este "corte de cabeza" en diferido ha indignado a Compromís, tan proclive a la comarcalización y al libre pensamiento, siempre y cuando opines como ellos.

Y no es moco de pavo lo sucedido. Las pedanías en Elche tienen un peso importante en el censo electoral y mantener contentas a las partidas rurales es parte del trabajo que se hace habitualmente desde el Ayuntamiento, sobre todo cuando falta menos de un año para las elecciones municipales.  Si hay que asfaltar se asfalta, si hay que limpiar se limpia, pero lo de promover la independencia desde dentro del propio Ayuntamiento, eso no...Ni que fuera Cataluña.

Carlos González considera que es “manifiestamente incompatible representar al Ayuntamiento en una pedanía y promover al mismo tiempo su segregación del término municipal”. El alcalde precisa que "en diversas conversaciones con Ángel Jesús Soler se le ha hecho ver la incompatibilidad e inconveniencia de sus planteamientos desde el punto de vista del cargo que ostenta pese a lo que ha decidido seguir impulsando la segregación".

El regidor ilicitano entiende que la unidad territorial y el esfuerzo en conjunto de la ciudad, los barrios y las pedanías es fundamental para impulsar el progreso social y alcanzar mejores cotas de bienestar, por lo que la independencia de cualquier pedanía carece de sentido.

González también quiere dejar claro que entre los objetivos que se fijó cuando accedió a la alcaldía en 2015 estuvo la atención a las necesidades de las pedanías, que se vieron incrementadas durante los últimos años por la crisis económica y el elevado crecimiento de una población que demanda más y mejores servicios.

González dice que Compromís debe entender que la consulta para el nombramiento de los pedáneos permite conocer las preferencias de los vecinos pero no legitima para actuar en contra del interés general del municipio

Por otra parte, González manifiesta que Compromís debe entender que la consulta para el nombramiento de los pedáneos permite conocer las preferencias de los vecinos pero no legitima para actuar en contra del interés general del municipio.

El alcalde también recuerda que no ha destituido a nadie y que no ha censurado ninguna opinión, pero insiste en que no se puede representar al municipio y promover su ruptura desde la propia institución, que es la situación que se ha generado con el pedáneo de El Altet.

Réplica de Compromís

Así que tras la dimisión, el jaleo, y la réplica de los nacionalistas. Compromís per Elx ha calificado la decisión adoptada por Carlos González como una iniciativa exclusiva del alcalde, "poco acertada y que desde Compromís per Elx no compartimos en absoluto".

"El municipio ilicitano es diverso y plural gracias a su núcleo urbano y a sus pedanías. En Compromís seguiremos trabajando para que todas las personas, vivan donde vivan, tengan una vida digna y unos servicios públicos de calidad. Por la importancia que tienen para nuestro grupo las pedanías ilicitanas, en 2015 quisimos abrir un proceso de consulta para escoger de manera democrática a los y las representantes de las pedanías y que los vecinos y vecinas tuvieran una voz cercana a quien trasladar sus cuestiones del día a día", ha señalado el concejal de Participación, Felip Sánchez.

Para Sánchez, "el alcalde no ha entendido que los representantes pedáneos tienen derecho a tener y a manifestar su propia opinión personal sobre los temas que quieran y sobre todo si afectan al municipio por muy diversas y alejadas que estén de su Ajuntament. La diversidad y la pluralidad enriquece nuestro municipio y las actitudes o medidas censoras como a la que estamos asistiendo no ofrecen una buena salud democrática para nuestro municipio".  

VAT
Comenta esta noticia
Update CMP