24 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los "okupas" de Cádiz dejan en evidencia la cara más dura de Kichi

Kichi usó a los "okupas" de la Corrala como arma electoral y luego se olvidó de ellos.

Kichi usó a los "okupas" de la Corrala como arma electoral y luego se olvidó de ellos.

Los inquilinos de la Corrala lo tienen claro: el alcalde gaditano y sus compadres de Podemos les usaron contra Teófila Martínez y luego les dejaron tirados con argumentos sorprendentes.

Obras son amores... y en el caso de José María González, Kichi, ha demostrado que los compromisos están para cumplirlos sólo cuando interesan. El ejemplo más claro está en La Corrala, un edificio ubicado en la Avenida de Portugal que fue abandonado hace ocho años por quiebra de la promotora y en el que se instalaron veintiocho familias de okupas, la mayor parte procedentes de otros desahucios, sin suministros básicos de agua o luz.

En total, unas ochenta personas, de las que una treintena corresponden a menores de edad. 

Ahora la okupación ha llegado a los tribunales este lunes y Podemos ha vuelto a apuntarse a la defensa de los habitantes del edificio. Sin embargo, las cosas han cambiado porque los afectados han dejado al descubierto a Kichi y a sus concejales, que usaron a la Corrala como arma electoral contra el Consistorio de Teófila Martínez animándoles a protestar ante el Ayuntamiento y luego les dejó tirados. 

Los vecinos de la Corrala creen que Kichi les usó contra el anterior equipo municipal y ahora les ha dejado tirados.

Los propios habitantes de la Corrala -donde hace casi un año falleció un bebé a consecuencia de una gastroenteritis- han sido los primeros en denunciar la actitud del Ayuntamiento y de Podemos ante los medios locales gaditanos. Algunos han sido tan gráficos que han apuntado a la única diferencia entre Martínez y Kichi: que éste último les da los "buenos días" cuando se concentran ante el Consistorio. 

Así, han recordado cómo se les instó a manifestarse contra la anterior alcaldesa porque, según los podemitas, podía solucionar la situación. El problema llegó cuando Kichi tomó posesión y alegó los mismos argumentos que el equipo de gobierno de su predecesora: que el Ayuntamiento estaba atado de pies y manos y no tenía capacidad para atender su principal demanda, la de un alquiler social.

Curiosamente, en sus perfiles de redes sociales Podemos Cádiz ha publicado un mensaje de apoyo en el que destaca que los vecinos de la Corrala sólo piden un "alquiler social", obviando las críticas de los afectados a la inacción del Ayuntamiento gaditano.

El alcalde podemita de Cádiz alega los mismos argumentos que su predecesora

El nuevo alcalde "del cambio" tan sólo se permitió la difusión de una carta incendiaria contra el Banco Santander en la que arremetía contra la entidad financiera y, de paso, se cubría las espaldas ante su inoperancia en la cuestión. 

La sensación entre los afectados es muy clara: Kichi y Podemos les usaron de forma electoralista, luego les dejaron tirados y ahora intentan cubrir el expediente con un mensaje de apoyo que la propia realidad deja en evidencia.

Comenta esta noticia
Update CMP