19 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las negociaciones de ZP con ETA le estallan a Sánchez por contar ahora con Bildu

Pedro Sánchez y José Luis Rodríguez Zapatero, en 2015

Pedro Sánchez y José Luis Rodríguez Zapatero, en 2015

La tensión en Navarra por el signo del Gobierno coinciden con los recientes apoyos de Bildu a Sánchez y todo ello enmarcado en las concesiones que ZP estuvo dispuesto a hacer con ETA.

Bildu votó a favor de Sánchez ahora hace un año en la moción de censura que hizo presidente al socialista. Después el PSOE buscó con denuedo a Arnaldo Otegi para probar los Presupuestos Generales del Estado y, ahora, ambos partidos son decisivos en lo que ocurra en Navarra, que puede tener o no un Gobierno constitucionalista en función de qué hagan los socialistas.

Los tres episodios forman parte de un único relato que entronca con el pasado a cuento de las revelaciones sorprendentes sobre qué llegó a negociar Zapatero con ETA para acabar con el terrorismo: entre otras cosas, la "incorporación" de Navarra a un Estatuto autonómico compartido con el País Vasco, un tabú que rompió en secreto el entonces presidente.

 

Juntando ambos hechos, los  relativos a Zapatero y los protagonizados por Sánchez, irrumpe un paisaje que promete protagonizar buena parte del calendario político inminente. Así lo ven PP, Cs y Vox, convencidos de que el entonces jefe del Ejecutivo debe dar muchas explicaciones sobre todo aquello y de que lo que haga el actual en la Comunidad Foral demostrará si esa vieja estrategia del zapaterismo se ha reencarnado, de nuevo, en el sanchismo.

"España no se merece que, encima de lo que se está conociendo, el PSOE esté negociando con los herederos de los que estaba presentes en las reuniones". La frase es del número dos del PP, Teodoro García Egea, y conecta de manera clara ambos episodios, separados por más de una década.

El apoyo de Bildu a Sánchez

"Hace un año que Bildu hizo presidente a Pedro Sánchez, hoy se está negociando la comunidad autónoma de Navarra para entregarla al PNV y el Ayuntamiento de Pamplona entregarlo a Bildu y hoy estamos conociendo esas actas vergonzantes de Zapatero con respecto a la banda terrorista", añade antes de rematar con una puntilla.

El secretario general popular sostiene que hay"demasiadas coincidencias, demasiado ruido y demasiadas vergüenzas" por lo que "en este momento deben dar una explicación los señores del PSOE".

Los documentos incautados a ETA señalan que el Gobierno de Zapatero ofreció a la banda terrorista, durante las negociaciones, la creación de un órgano común para Euskadi y Navarra, la legalización de Batasuna, no detener etarras, liberar a De Juana Chaos y otros presos enfermos, acabar con la Doctrina Parot y solucionar el problema financiero de la banda terrorista a través de una organización internacional para que dejaran de enviar cartas de extorsión.

Todo ello conforma un tsunami de consecuencias imprevisibles, agravado por la decisión de Vox de estudiar la judicialización del caso, con lo que eso comportaría a efectos de resolver el jeroglífico navarro y, después, la investidura de un Pedro Sánchez que probablemente no se pueda permitir más sospechas de comprensión hacia Bildu.

 

De momento, el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha acusado al PSOE de "bailarle el agua" a EH Bildu durante las negociaciones entre el Gobierno Zapatero y ETA y ha añadido que el partido de Arnaldo Otegi "tiene las manos manchadas de sangre de asesinar a sus propios compañeros".

"Que pida perdón"

Además, el dirigente de Vox ha afirmado que los servicios jurídicos de su partido van a empezar a investigar las actas de las negociaciones entre el Gobierno de Zapatero y ETA "por si son constitutivas de delito". "Hoy en día se están publicando las actas de la negociación de Zapatero con ETA y todavía no le he visto pedir perdón".

Una línea de denuncia pública que también mantiene Ciudadanos, el partido que ya advirtió antes del 26M que, de salirle las cuentas al PSOE, preferirá entenderse con Bildu en Navarra que con el bloque constitucional. Una sospecha que quedará despejada, en el sentido que sea, en menos de dos semanas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP