02 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los precios del petróleo y el gas dejan pérdidas históricas en Repsol

Ya van más de 2.500 millones en los 9 primeros meses del año, y las perspectivas a futuro no son nada halagüeñas. El grupo dirigido por Josu Jon Imaz necesita seguir reduciendo los gastos.

Repsol registró unas pérdidas netas de 2.578 millones de euros en los nueve primeros meses del año tras apuntarse unos impactos de 2.774 millones de euros por la crisis mundial del Covid-19 en la valoración de sus inventarios, por la revisión en su hipótesis de precios futuros del crudo y del gas y el ajuste del valor de sus activos de 'Upstream' (Exploración y Producción).

En concreto, la situación sin precedentes provocada por el coronavirus, que llevó a lo largo de este ejercicio a un desplome histórico de los precios del crudo y del gas, ha tenido un impacto negativo de 1.048 millones de euros en los inventarios de la compañía.

Además, el grupo presidido por Antonio Brufau ha ajustado sus hipótesis de precios, lo que ha afectado al valor contable de sus activos de ‘Upstream’, reflejándose en un impacto de 1.726 millones de euros.

En este complicado entorno para el sector por la crisis provocada por la pandemia, el resultado neto ajustado de la petrolera, que mide específicamente el desempeño de los negocios, ascendió a 196 millones de euros hasta septiembre.

La petrolera ha registrado estos resultados en un entorno en el que entre enero y septiembre la cotización media del crudo Brent cayó un 36% y la del Texas americano (WTI) un 33%, con precios medios cercanos a los 40 dólares por barril para ambos indicadores. Por su parte, el gas Henry Hub disminuyó su cotización media un 30%, arrojando un precio medio para el periodo de 1,9 dólares por Mbtu.

La petrolera ha revisado los objetivos para el año, aumentando su estimación inicial de reducción adicional de los gastos operativos hasta los 500 millones de euros, el recorte de las inversiones hasta los 1.200 millones y la optimización del capital circulante en cerca de 700 millones de euros.

Repsol no descarta futuras alianzas o una salida a Bolsa de su negocio renovable para impulsar el crecimiento de su apuesta por esta energía y reducir la dependencia del petróleo y el gas. El consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, ha dicho a los analistas que la alianza con Ibereólica Renovables en Chile para su expansión internacional puede servir "de pista" para lo que hará el grupo en este negocio.

Comenta esta noticia
Update CMP