Isabel Bonig le tuerce el brazo feminista a Ximo Puig nada más empezar el año

Ximo Puig ha querido aprovechar la polémica nacional montada por Vox sobre las leyes de violencia de género para "retratar" a Ciudadanos y PP en la Comunidad Valenciana.

El president Ximo Puig ha querido aprovechar la polémica nacional organizada por Vox exigiendo la derogación de la ley andaluza contra la violencia de género para retratar a Ciudadanos y PP en la Comunidad Valenciana y ponerlos en el mismo carro que al partido de Santiago Abascal, en lo que llama “las derechas”. De momento le ha salido mal.

Y es que Ximo Puig ha anunciado este lunes que los socialistas impulsarán en Les Corts una proposición no de ley de refuerzo del pacto valenciano contra la violencia de género a fin de presentarla de manera conjunta con todos los grupos parlamentarios que se quieran adherir. Y el PP no ha tardado nada en decir que la apoyará. Fin del debate.

Isabel Bonig lo ha dejado claro: “Si alguien quiere hace una lucha de esto, al PP no nos van a encontrar”. Eso sí, los populares valencianos van a proponer algunas medidas más, por ejemplo sobre “la violencia de hijos a padres que también ha sido alertada por la Fiscalía”.

Puig ha asegurado este lunes que “la lucha contra la violencia de género es la gran prioridad de este país”, y es “terrible” que “la derecha democrática compre los argumentos de la derecha no democrática en la lucha por la igualdad y contra la violencia de género”.

Sin embargo Bonig le ha roto el discurso aceptando rápidamente la iniciativa socialista: “En temas tan sensibles no aceptamos lecciones morales, de la izquierda menos (…) Más hechos y menos palabras”, ha contestado la líder de la oposición al president.

El feminismo de Puig y las disculpas pendientes a Bonig

Puig ha añadido que no le gustaría que el problema de la violencia de género “se convirtiera en un combate de carácter electoral”. Bonig ha replicado que “estamos en contra de que se utilice de forma política y demagógica este pacto, hay que dejar este tema fuera de la discusión política”.

Pero la popular tampoco no se ha privado del primer zasca político del año en la Comunidad al recordarle a Puig que tiene pendiente pedirle disculpas públicamente por haberle llamado “homófoba desde la tribuna de las Cortes” y por “cuando me envío al corral” también en Les Corts. “Y eso no es una actitud no es muy acorde con los derechos de la mujer”, reprocha Bonig al feminista Puig.





Comenta esta noticia
Update CMP