26 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El caos sin precedente del voto por correo salpica al amigo enchufado de Sánchez

Caos monumental en las oficinas de Correos para ejercer el voto no presencial.

Caos monumental en las oficinas de Correos para ejercer el voto no presencial.

Juan Manuel Serrano, el hombre que susurraba al líder del PSOE en Ferraz, naufraga al frente de Correos en su primer gran reto. Y eso que se lleva la "nómina del Gordo".

Toda España sabía, desde las 10 de la mañana del pasado 15 de febrero, que el 28-A había elecciones generales. Y que, inusualmente, los comicios iban a estar atravesados por las vacaciones de Semana Santa. Y todos los expertos auguraban que se iba a disparar el voto por correo.

Pero, al parecer, esta evidencia no llegó al remitente clave. Al despacho del presidente de Correos, la empresa pública encargada de gestionar uno de los retos decisivos de una jornada electoral. Colas de más de cinco horas, funcionarios doblando turnos, ausencia de sobres y papeletas, oficinas colapsadas...

Un caos sin precedentes en décadas de citas electorales. Un desastre tal, que este miércoles, la Junta Electoral Central se vio obligada a reunirse exprés para aplazar el plazo del voto por correo hasta este viernes.

Basta un dato para demostrar la imprevisión de Correos, recibió sólo este miércoles 250.000 votos por correspondencia para las generales y a las Cortes Valencianasy atendió en sus oficinas a más de 600.000 personas.

En medio de este desastre monumental sobresale un nombre, el del nuevo presidente de la empresa pública Correos: Juan Manuel Serrano. Juanma Serrano no es un directivo cualquiera. Es el primer enchufado vip de la era Sánchez en La Moncloa. Es su amigo, su confidente y su exjefe de gabinete en la batalla que acabó con su doble asalto a Ferraz.

Y también el hombre cuya cabeza pidió este jueves Albert Rivera: "En nombre de miles y miles de españoles, pido la dimisión del presidente de Correos, que no sabe pegar un sello y el único mérito que tiene es ser amigo del señor Sánchez" pero en ese puesto cobra 200.000 euros", señaló.

Pero, tras la moción de censura, el nuevo gurú del líder de PSOE, Iván Redondo, eclipsó la figura de Serrano, que se cayó del Ala Oeste de La Moncloa. Pero Sánchez no lo dejó tirado, ni mucho menos. Le premió con la joya de la corona del entramado empresarial público. Correos, la mayor nómina pública, cerca de 200.000 euros anuales.

 

Juanma Serrano, el exjefe de gabinete de Sánchez, hoy colocado en la presidencia de Correos.

 

Desde su llegada a Correos, Serrano no ha dejado de levantar suspicacias y malestar interno. Más aún, en un momento muy delicado para la firma, en plena readaptación digital para hacer frente al fenómeno global de Amazon.

Sin conocimiento alguno del sector ni preparación para el reto, Serrano fulminó a su llegada a algunos de los directivos de la casa y ha mimado a los sindicatos para garantizarse una ficticia paz interna. Pese a todo, en su primer desafío de entidad, el hombre que aún habla al oído del presidente ha naufragado.

Lo ha tenido que arreglar la JEC y la contrastada profesionalidad de los miles de empleados de Correos. Un nuevo borrón en el gobierno de los mejores del que saca pecho Pedro Sánchez.

Comenta esta noticia
Update CMP