01 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Aguado niega que conspire contra Ayuso y desvela las tres mentiras de Sánchez

Aguado en La Sexta Noche

Aguado en La Sexta Noche

El vicepresidente regional advierte al Ejecutivo central de que el "mazazo" de impedir el paso de fase no es un castigo al gobierno de la Comunidad de Madrid "sino a los madrileños".

La indignación en el gobierno de la Comunidad de Madrid con la decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez de impedir el cambio de fase en la desescalada no cesa. Y el último en expresarla ha dido el vicepresidente y dirigente de Ciudadanos, Ignacio Aguado, que en La Sexta Noche se despachó a gusto destapando las tres grandes mentiras del Gobierno en su discurso sobre el bloqueo de Madrid: "Han roto las reglas del juego, no ha habido cogobernanza y se han inventado fases intermedias".

"Lo respetamos, pero no lo compartimos. Al igual que la semana pasada, esta semana también estábamos preparados para pasar de fase. Así se lo transmitimos a Sanidad, y, de hecho, en las reuniones que hemos mantenido, no han puesto ningún pero", aseguró a Iñaki López.

 

 

Por eso se han llevado una "sorpresa" con la decisión del Gobierno que "supone un mazazo para seis millones y medio de españoles que viven en Madrid y, fundamentalmente, para miles de autónomos, de empresas, de pequeños negocios que querían abrir y hacerlo con seguridad, pero que tendrán que esperar al menos una semana más".

En este sentido, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid criticó que el Gobierno "ha abandonado, en parte, los criterios técnicos" y que "ha sido una decisión arbitraria porque ellos mismos han roto las reglas del juego que habían marcado para la desescalada; hablan de cogobernanza, pero aquí no ha habido cogobernanza de ningún tipo, sino que ha sido una decisión unilateral del Gobierno".

"Se ha inventado fases intermedias que no estaban previstas y han tomado una decisión frente a un informe sólido de la Comunidad de Madrid donde demostrábamos que teníamos camas suficientes en UCI y hospitales", manifestó en la misma línea Aguado.

 

Por estos motivos, dijo no entender la decisión del Gobierno de dejar a Madrid en la fase 0. "Espero que no sea una decisión estrictamente política y que quieran castigar a la Comunidad de Madrid porque no castigan a este gobierno, sino que castigan a los madrileños", apuntó.

De crisis sanitaria a crisis económica y social

Sin embargo, el dirigente de Cs confirmó que van a volver a solicitar el paso a la fase 1 porque "esto ya no es una crisis sanitaria, sino que es una crisis económica y social" y que prueba de ello son "las colas de personas esperando alimentos en Cáritas y Cruz Roja que crecen cada día y los negocios que cierran".

"Yo no estoy a favor de abrir a las bravas. Hay que abrir con control, usando mascarillas de forma obligatoria porque no podemos estar confinados. La solución no está en quedarnos confinados, sino en aprender a convivir con el virus, reactivar la economía y protegernos y la mejor forma de protegernos es usando la mascarilla", defendió.

 

Y en lo referente al informe de Sanidad sobre Madrid, Ignacio Aguado se mostró especialmente molesto: "No es admisible que nos enteremos a través de un medio del informe de Sanidad; no es serio, no es responsable; así no se pueden hacer las cosas".

Así, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid aseguró que están atendiendo "a todos los casos sospechosos de tener el COVID-19" y que están "en condiciones de hacer la prueba PCR a todo el que lo necesite". "Por ello, no entendemos la decisión, pero sabemos las consecuencias directas en la vida de miles de personas, como tampoco entendemos que el uso de mascarillas no sea obligatorio", apostilló.

Bajo sospecha

Las palabras de Aguado coinciden con la reiterada sensación, incluso en el propio Gobierno de que el intento de  fabricar un escándalo contra Ayuso por hospedarse en un hotel del empresario Kike Sarasola, pagando de su bolsillo, partió de las filas de Ciudadanos. Algo que el aludido negó en el mismo programa.

La publicación  en el portal de Transparencia de un contrato inexistente entre la Comunidad de Madrid y ese mismo grupo hotelero, se achaca a las filas naranjas, pues de sus consejerías depende ese servicio y allí figura el polémico viceconsejero Alberto Reyero, "relevado" de sus funciones relativas a las residencias de ancianos durante la crisis sanitaria.

Sobre esa "conjura" dio detalles el director de OKdiario, Eduardo Inda, revelando datos cruciales que parece ahondar en esa línea de ataques a la presidenta de la Comunidad desde su propio Gobierno:

 

 

Según el periodista, no hay duda de que este caso es "fuego amigo de Ciudadanos, no hace falta para pasar por Harvard para verlo. Además, ¿cuál es el escándalo? Cobrar 80 euros teniendo los hoteles vacíos (...) Y que esto sea un escándalo cuando está habiendo corruptelas con la compra de material sanitario", remató con contundencia Inda criticando la doble vara de medir y recordando que él mismo destapó escándalos como el de Luis Bárcenas o el de Francisco Granados en las filas populares.

Comenta esta noticia