El PP pone a prueba los nervios de sus cargos con las listas electorales

Compromís y PSPV han sido las formaciones más madrugadores en presentar sus listas ante la Junta Electoral. De las candidaturas en el PP muchas especulaciones y pocas certezas.

La "renovación tranquila" predicada por la dirección del PP se está atragantando a no pocos cargos que ya saben que no repetirán en las listas el 26-A. Despejados sólo los cabezas de cartel provinciales al Congreso, queda por decidir el resto de integrantes en las papeletas tanto en la Cámara Baja como en el Senado. Y, en el caso de la Comunitat Valenciana, también la candidatura autonómica, en la que la única certeza es que la lideresa Isabel Bon19 (así es su sello marketiniano),  será el cartel electoral por Valencia como candidata a la Generalitat.

Aunque no ha trascendido por el momento, todo apunta a que el secretario general Teodoro García Egea tiene prácticamente perfilados los nombres de los aspirantes valencianos a ocupar un escaño en Madrid. Al margen de los cabeza de lista ya proclamados, Belén Hoyo, César Sánchez y Óscar Clavel, y la incorporación de Luis Santamaría, el resto de lo que han sido diputados y senadores no tiene garantizado repetir. Es más, se espera un "revolución". 

Los partidos mayoritarios suelen acudir a la Junta Electoral a presentar sus candidatura el mismo día que se abre el plazo. Compromís y PSPV-PSOE han cumplido la tradición. No así el PP. ¿Cuál es el motivo? Todo apunta a que la negociación de la lista autonómica entre Teodoro García y Eva Ortiz, la número del PPCV, va lenta, los nervios en aumento. Fuentes de la organización apuntan que el visto bueno se dará es fin de semana, lo que es lo mismo que admitir implícitamente que el camino no va a ser fácil. El lunes expira el plazo ante la Junta Electoral.

Aunque las encuestas han mejorado las expectativas, no parece posible a día de hoy que el PPCV pueda repetir el resultado de las autonómicas de 2015, lo que equivale a  que se reduzca el número de diputados en les Corts Valencianes.

Bonig deberá decidir si recoloca a alguno de los cargos que no será incluidos para el Congreso y el Senado. La presidenta de los populares ha sugerido, además, que le gustaría incorporar a independientes en su equipo. Y, como último elemento, se da por sentado que Madrid "exigirá" que la lista al parlamento valenciano se incluya a "pablistas" que quizá no estaba en las previsiones de Bonig.  En paralelo no se descarta que Génova vete a algún diputado autonómico lo que podría abrir un conflicto en plena campaña electoral.

En el frío martes de San José, Casado, Bonig y otros miembros de la dirección del PPCV acudieron juntos a la última corrida de la feria de Fallas. Los toros los vio desde el burladero un amigo de Casado y ex secretario de Aznar que ha dejado claro que no será cargo público. En la plaza no se habló de listas. La negociación ha empezado el día después de la cremà.

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP