20 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El tuit y las cuatro preguntas que acorralan a Iglesias por la caja B de Podemos

Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias.

El líder morado quiere evitar a toda costa tener que comparecer con urgencia en el Congreso para explicar la corrupción en su partido.

Este martes, la Mesa de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados debe votar si, como pide la oposición, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, comparece de urgencia en la Cámara Baja como pide parte de la oposición. Partido Popular y Ciudadanos quieren que el líder de Podemos explique las inquietantes y perturbadoras -como diría Pedro Sánchezsospechas sobre la financiación ilegal de los morados y otro tipo de irregularidades contables.

A la decisión de un juez de Madrid de imputar a la formación -como persona jurídica- y a varios miembros de su cúpula por la existencia de una caja B, se ha sumado en los últimos días las sospechas de delito que ha visto la Fiscalía del Tribunal de Cuentas sobre los gastos electorales de Podemos para las elecciones del 28 de abril de 2019.

 

Ante esta suma de escándalos -que se suma al caso Dina que podría dar con él mismo en el banquillo de los acusados- la actitud de Iglesias y su partido ha sido la habitual en ellos: atacar a los jueces que adoptan decisiones que no les gustan y acosar a los medios de comunicación y periodistas que osan hacerse eco o investigar sobre los trapos sucios de los morados.

 

 

Ahora, la estrategia de Iglesias pasa por evitar a toda costa tener que dar la cara en la Carrera de San Jerónimo. Para ello contará, salvo sorpresa, con la colaboración inestimable del PSOE, que seguramente votará en contra de la comparecencia pedida por PP y Cs.

 

Cuándo exigía la comparecencia de Rajoy por Gürtel

Muy distinta era, en cambio, la posición adoptada por Iglesias hace unos años, cuando la corrupción también afectaba a uno de los partidos en el Gobierno, en este caso el Partido Popular. Baste con recordar lo que decía el líder de Podemos en julio de 2017, cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declaró como testigo en el primer juicio sobre la trama Gürtel.

"Hay una palabra que define lo visto hoy: vergüenza. Propondremos al PSOE y al resto de partidos hacer que Rajoy comparezca en el pleno", tuiteó Iglesias, tras la intervención de Rajoy en dicho juicio. En dicho tuit, el líder de Podemos compartía un vídeo de él mismo afirmando que "cuando el presidente del Gobierno tiene que declarar por la financiación ilegal en su partido, creo que los chascarrillos en sede judicial son una falta de respeto grave a los ciudadanos españoles. 

 

Iglesias también acusó al abogado del extesorero del PP, Luis Bárcenas de ejercer de "defensor de Rajoy", "lo cual prueba que hay un pacto de silencio entre corruptos".

 

 

Finalmente, Rajoy compareció en el Pleno del Congreso de los Diputados a finales de agosto de 2017 y allí, Iglesias le formuló seis preguntas al entonces presidente del Gobierno. Cuatro de ellas, cambiando varios nombres, serían en este agosto de 2020 igual de válidas para hácerselas al propio Iglesias, ante la corrupción de Podemos que ya investigan los tribunales. Son las siguientes: 

  • "¿Cuándo mintió usted?, ¿cuando detalló los costes de campaña, o en la Audiencia Nacional cuando negó conocerlos?".
  • "En todo este tiempo, ¿en qué momento preciso se enteró usted de la financiación ilegal de su partido?".
  • "¿Considera a las personas que acabo de mencionar buenos colaboradores?», tras mencionar a Ana Mato, Rodrigo Rato, Esperanza Aguirre y José Manuel Soria".
  • "Cuando dice usted que no sabía nada de todo esto, ¿piensa que los españoles le creen?". 
Comenta esta noticia