19 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La insólita agenda de Sánchez antes de sus vacaciones: un acto en tres días

Una diputada sugiere que el presidente es un 'vago' al tener sólo previsto un encuentro con Revilla, que le acusó hace dos semanas de tener amigos en la lista de amnistiados fiscales.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no tiene nada relevante programado en su agenda oficial entre el 31 de julio y el 3 de agosto, fecha previsible para comenzar sus vacaciones tras el último Consejo de Ministros del curso político.

Un encuentro este martes con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, es lo único programado, pese a que en apariencia se le acumulan los conflictos y problemas, sobre los que tampoco apenas ha expresado comentarios: la tensión con la inmigración en Ceuta, Melilla y el litoral andaluz; las protestas de los Cuerpos de Seguridad por ese problema; el conflicto del taxi o la escalada del separatismo catalán no aparecen, al menos en principio, entre sus ocupaciones oficiales.

 

 

La voz de alerta sobre la escasa actividad de Sánchez la dio la diputada del PP Carmen Dueñas, sonrojada por el contraste entre los problemas que a su juicio padece España en estos momentos y la falta de energía del titular de La Moncloa.

 

"Aquí la escasa agenda del Presidente de Gobierno Sánchez,un Presidente rehén de sus socios de y sectario en sus actos se ha negado a recibir a las víctimas del terrorismo Evita apoyar a de Ceuta y calla sobre el acoso al Juez Llarena", denunció la portavoz popular en la Comisión de Igualdad desde su cuenta en Twitter.

El encuentro con Revilla, no obstante, tiene cierto morbo. El célebre político cántabro acusó a Sánchez en La Sexta Noche, hace dos semanas, de no difundir la lista de los amnistiados fiscales por Montoro porque podrían aparecer amigos del presidente en ella. Y se comprometió a pedirle explicaciones cuando se vieran en persona.

Comenta esta noticia
Update CMP