15 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ferrari F8 Spider y 812 GTS, la “resistencia” de la combustión

La marca del Cavallino es de las pocas que se atreve a presentar modelos que huyen de la electrificación y rinde homenaje a los motores en V que la han encumbrado al olimpo de la automoción.

El Salón del Automóvil de Frankfurt está plagado de presentaciones de modelos que abrazan la electricidad en todas sus formas. Volkswagen ha presentado su nueva imagen y ha desvelado el ID.3, Opel saca pecho con el Corsa-e, BMW nos enseña el Concept 4 y nos habla de hidrógeno, Audi anuncia el AI:Trail con carácter Quattro, Mercedes-Benz plantea volver a las berlinas con el Vision EQS, Seat ha llevado el SUV Tavascan y la versión PHEV del Tarraco, Porsche nos ha dejado boquiabiertos con el Taycan, Honda sorprende con el e y su espíritu retro, Hyundai homenajea al Pony Coupe con el Concept 45 y hasta Lamborghini habla ya de hibridación con el Sian.

Ferrari, que al igual que el resto del grupo FCA no ha acudido a esta edición del IAA, parece haber aprovechado esta vorágine electrificada para recordarnos que la conducción es pasión y emoción y ha anunciado la llegada de dos de sus modelos más espectaculares, el F8 Spider y el 812 GTS. Su corazón son sendos motores atmosféricos de 8 y 12 cilindros en V respectivamente y con los que se posiciona con el modelo descapotable más potente del mercado y con el motor de ocho cilindros en uve más potente jamás concebido por la marca.

 

El nuevo Ferrari F8 Spider está inspirado en el F8 Tributo "berlinetta", pero es un proyecto totalmente independiente que se planifica en paralelo con el techo rígido retráctil como elemento diferenciador, un elemento que se abre o cierra en tan sólo 14 segundos hasta a una velocidad máxima de 45 km/h. Pero este coche vive por y para su motor V8 montado en posición central-trasera, un estilo que la marca del cavallino viene aplicando durante los últimos 40 años de su historia por su tremenda eficacia en dinámica deportiva. Con 720CV y 770Nm de par y su cambio de doble embrague F1 de 7 relaciones, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 2,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h.

El Ferrari 812 GTS, versión descapotable del 812 Superfast, se presenta como el cabrio de producción más potente del mercado. Su motor V12 atmosférico cubica 6.5 litros y rinde 800CV y 718Nm, lo que le permite anunciar una velocidad máxima de 340 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h desde parado menos de 3,0 segundos. Su capota también se abre y cierra en 14 segundos, y ha rediseñado su trasera con un difusor trasero y una aleta adicional para optimizar la aerodinámica perdida al quitar el techo. Su precio será igual de impactante y podría rondar los 350.000 euros.

Comenta esta noticia
Update CMP