22 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Moncloa repite que nunca encargó el test antiplagio que Sánchez usó de coartada

La tesis plagiada se vuelve como un boomerang contra Sánchez.

La tesis plagiada se vuelve como un boomerang contra Sánchez.

En respuesta a una pregunta de la diputada de Cs, Marta Martín, La Moncloa matiza que el desmentido del plagio vino del propio Sánchez pero no de los servicios gubernamentales.

La Moncloa y los servicios oficiales de la Presidencia no quieren saber nada y se quitan de enmedio en la polémica del presunto plagio de la tesis de Pedro Sánchez. Una vez más, tal y como ya adeñantó en exclusiva ESdiario al revelar que Moncloa mintió para simular la existencia de un informe que avalaba la calidad de la tesis del líder socialista.

Y argumentan que todos los desmentidos sobre ese supuesto plagio provienen del presidente pero no del Gobierno. Es decir, dejan a su jefe a los pies de los caballos, pese a que inicialmente fue la propia Moncloa quien emitió un comunicado, desde sus canales oficiales, asegurando que el plagio no existía tras someter el trabajo a un supuesto examen.

 

Y así, el Gobierno aclara ahora a Ciudadanos que la discutida revisión antiplagio a la que se sometió a la tesis del presidente no se hizo de forma oficial, sino que fue "efectuada dentro de su ámbito privado y particular".

Así lo asegura Moncloa en la respuesta que ha remitido a la diputada de Ciudadanos, Marta Martín, quien quería saber cómo y con qué criterio se realizó el análisis de la tesis y qué equipo de personas y técnicos lo realizó.

La diputada de Ciudadanos también preguntó al Gobierno cómo se financió el análisis antiplagio, qué derechos de uso de programa se utilizaron y se trataba de un informe privado. "¿Se hizo pasar como un informe público cuando en realidad no fue realizado?", rezaba otra de sus preguntas.

En la contestación que le ha remitido ahora, y a la que ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno explica que "el análisis de la tesis doctoral de D. Pedro Sánchez Pérez-Castejón, fue efectuado dentro de su ámbito privado y particular".

"Ni la Secretaría de Estado de Comunicación, ni ningún otro órgano de la Presidencia del Gobierno han realizado análisis, ni emitido informes o documentos en relación con el uso de las herramientas 'Turnitin' y 'PlagScan'", añade el escrito remitido a la diputada naranja, en la misma línea que el publicado por ESdiario pero en flagrante contradicción con lo que Moncloa vendió a la opinión pública en septiembre, tal y como muestra el documento reproducido por este periódico:

 

 

Fue el pasado 14 de septiembre cuando Moncloa informó a través de una nota de prensa de que la tesis doctoral del presidente había superado los controles académicos para detectar plagios. Ese mismo día se hizo público en Internet el trabajo del jefe del Ejecutivo.

En concreto, la Presidencia del Gobierno detallaba que se había sometido el texto a dos programas: Turnitin, había detectado un 13 por ciento de similitud, y PlagScan que cifraba en un 0,96 por ciento la coincidencia con otros trabajos universitarios.

Pero cuatro días después la empresa alemana Plagscan rebatió los resultados difundidos por Moncloa explicando que en la revisión realizada por la propia compañía el contenido plagiado ascendía a un 21 por ciento.

 

Tras la polémica generada por el supuesto plagio de la tesis del presidente, el PP impulsó la creación de una comisión de investigación en el Senado sobre el texto académico de Sánchez. Tras prorrogar en dos ocasiones su puesta en marcha, la comisión, que se creó con el apoyo de Ciudadanos, tenía previsto iniciar sus trabajos el 1 de marzo.

Sin embargo, la Cámara Alta no llegará a investigar nada porque las Cortes se disolverán el 5 de marzo con motivo de la convocatoria de las elecciones generales programadas para el 28 de abril.

 

Comenta esta noticia
Update CMP