30 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Se le abre otro frente a Marlaska: muere la primera presa por coronavirus

Marlaska, en una de sus comparencias del gabinete de crisis del estado de alarma.

Marlaska, en una de sus comparencias del gabinete de crisis del estado de alarma.

Una reclusa de la cárcel madrileña de Estremera, de 78 años, se convierte en la primera fallecida por la pandemia. Los funcionarios se quejan de falta de medios.

Malas noticias desde uno de los frentes más sensibles, las cárceles. Entre las protestas de los funcionarios de prisiones y de la Guardia Civil, que tiene asignada la custodia de los centros penitenciarios, por la falta de medios de protección contra el coronavirus, este martes se ha conocido a primera víctima del COVID-19 en una población ya de por sí de muy alto riesgo. Un nuevo frente para el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Una reclusa de 78 años del centro penitenciario de Madrid VII-Estremera ha fallecido , convirtiéndose en la primera víctima de esta pandemia dentro de la población reclusa en España, según han informado fuentes de Instituciones Penitenciarias. Esta cárcel madrileña se encuentra en su totalidad en cuarentena al tener otros dos casos positivos detectados.

El fallecimiento se ha comunicado este martes pero ocurrió hace cuatro días, el 20 de marzo, en el hospital de Arganda del Rey, a donde fue trasladada esta interna de 78 años que padecía múltiples patologías. En concreto, su ingreso estuvo motivado por insuficiencia respiratoria.

Otros tres reclusos han dado positivos por coronavirus, dos en Estremera y uno más en Zaballa (Álava), aunque este último ya ha sido dada de alta. Entre los trabajadores de prisiones, se han detectado hasta este martes 38 positivos, entre ellos el jefe de servicios de la prisión de Teruel, que se encuentra ingresado en la unidad de cuidados intensivos.

Según las citadas fuentes penitenciarias, en cuarentena con múltiples causísticas como fiebres, tos o síntomas compatibles con coronavirus se encuentran en la actualidad 350 personas relacionadas con la institución penitenciaria. De ellas, 225 son trabajadores que se encuentran en sus casas aislados y 125 son presos igualmente confinados en sus celdas con medidas de seguridad reforzadas.

Al centro penitenciario de Estremera se han remitido ya 500 mascarillas para el uso de los profesionales y, según estas fuentes, en las próximas horas se espera que llegue más material sanitario de este tipo. Los sindicatos de prisiones llevan día demandando más medios.

Desde el organismo dependiente del Ministerio del Interior se ha valorado la colaboración de los internos y también el esfuerzo que están realizando los funcionarios de prisiones, en la línea de lo expresado la semana pasada en sendas cartas a funcionarios e internos por el ministro Grande-Marlaska.

 

Comenta esta noticia