03 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alvise enfila a Ana Pastor, a su hermana y a Newtral con una polémica denuncia

Ana Pastor y Alvise Pérez

Ana Pastor y Alvise Pérez

El aguerrido youtuber lanza un pulso a la poderosa periodista que hace correr ríos de tinta en pleno debate nacional sobre los bulos y la censura. Ésta es la historia.

 

 

 

Alvise Pérez está en todas las salsas de un tiempo para acá. Ora aparece en "Estado de Alerta"junto a Javier Negre y Carlos Cuesta exigiendo la dimisión de todo el Gobierno; ora se enfrenta a Manuela Carmena por el supuesto envío de un respirador a su confortable chalet en Madrid, una acusación que por cierto puede acabar en los juzgados.

El caso es que el consultor, otrora asesor del "ciudadano" Toni Cantó, se ha hecho un ruidoso hueco en Twitter, donde firmar algunos de los tuits más rotundos cada día, de ésos que no dejan lugar a la duda de su posición ni, por utilizar un tono bélico, hacen rehenes. Un ejemplo:

 

 

Con esos antecedentes, no es de extrañar que el youtuber canario se haya metido a saco en uno de los temas del fin de semana: el control de los contenidos de Whatsapp y los supuestos intentos del Gobierno de aprovechar la pandemia para, en general, restringir y dificultar las críticas.

Y lo ha hecho metiéndose a saco contra la célebre periodista Ana Pastor y su empresa, "Newtral", conocida por programas como "El Objetivo" y por trabajar para Facebook (y por tanto Whatsapp) como una de las firmas detectoras de bulos a través de su servicio de fact cheking.

 

Eso significa que Newtral, además de producir exitosos formatos de televisión, es de alguna manera el "juez" que decide qué contenidos son o no veraces en determinadas redes sociales, lo que unido al anuncio de que Gobierno de que "monitorizará" las redes sociales e incluso implantará apps para que se sepa quién está contagiado, ha excitado no pocas críticas.

La propia Ana Pastor ha explicado su papel en todo esto, con este mensaje en las últimas horas en el que detalla cuál es el papel de Newtral, qué hay de cierto en la supuesta censura ideológica en Whatsapp y cómo funcionan empresas como la suya en otros lugares del mundo:

 

 

Lo cierto es que de la profesionalidad de su empresa poco malo se puede decir, pues manufactura productos muy bien elaborados y con un apariencia de rigor evidente, guste o no la periodista. Aunque el debate sobre si una empresa privada puede ser juez de derechos fundamentales como la libertad de expresión cuando además es parte del tablero informativo, con posiciones muy marcadas además, resulta sin duda razonable.

Para Alvise, sin embargo, no hay medidas tintas y su discurso es muy claro: Newtral es una herramienta al servicio del PSOE, un dirigente socialista registró incluso el dominio para la marca y su facturación ha subido como la espuma gracias a las amistades políticas y que, bajo la apariencia de perseguir fake news, en realidad elimina críticas y favorece los bulos gubernamentales.

Y para rematarlo todo, siempre según su teoría, el poder ha hecho un hueco a la propia hermana de Ana Pastor, una conocida periodista de nombre Marta que en el pasado trabajó para el madrileño Tomás Gómez y para la andaluza Susana Díaz. Así lo dice el propio influencer:

 

 

SI esto no es tirar con bala, y no poca leche agria, ¿qué lo será?  Alvise se adentrar sin duda en un terreno pantanoso, donde nadie más se había metido, bien por respeto al trabajo de la familia Pastor-Ferreras, bien por temor a las consecuencias. No es su caso, a tenor de otro tuit inicial sobre el mismo tema:

 

 

Tras esas denuncias, Alvise seha convertido en TT nacional, aplaudido por unos y demostrado por otros, que no entienden ni el fondo ni las formas que utiliza para atacar a alguien que goza de un notable prestigio en la profesión, aunque nunca le falten detractores como a todo personaje público de relevancia.

Y entre ellos ha irrumpido con fuerza Ignacio Escolar, director de eldiario.es, con una furibunda crítica a Alvise Pérez, tildado ya de entrada de "agitador de ultraderecha":

 

 

Estos enfrentamientos cruzados prometen emociones venideras, pero ya de entrada han roto moldes y provocado ríos de tinta en las redes sociales, donde los periodistas suelen ser autores de noticias, pero no protagonistas. Aunque en este caso, obviamente, asistimos a una estruendosa excepción.

Comenta esta noticia