Los hosteleros arremeten contra el Gobierno por cancelar el plan del Imserso

Benidorm.

Benidorm.

La patronal hotelera Hosbec, que cree que debería haberse consensuado una suspensión, califica la decisión de “precipitada” e “incongruente” y exige un nuevo pliego de condiciones

El anuncio realizado hoy por el secretario de Estado de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez, de la cancelación de los viajes del programa de vacaciones sociales del Imserso para esta temporada ha provocado un nuevo desencuentro entre la patronal hotelera valenciana y el Gobierno central.

Mientras que Álvarez ha justificado la decisión tildando “insensatez” la posibilidad de permitir viajar a miles de personas mayores en estos momentos, los empresarios hoteleros han considerado que se trata de una decisión “precipitada” que hubiera requerido de un consenso. Así, en su opinión, entienden que debería haberse acordado una suspensión y haber planificado una reevaluación de la situación a finales de año con la confianza de que la situación sanitaria será mejor y que la vacuna
anunciada por el presidente del Gobierno “ya estará llegando a la población”.

Las críticas de los hoteleros no se han quedado ahí y en un comunicado han afirmado que la medida del Gobierno es una decisión “incongruente” que entra en contradicción con la política de apertura de corredores turísticos seguros con los principales mercados europeos que se está propugnando. De esa forma, sostienen los empresarios, se envía “un mensaje muy confuso”. Es igualmente incongruente, abundan, con las políticas de reactivación a través de bonos turísticos que ya han anunciado varias Comunidades Autónomas, entre ellas la valenciana.

El presidente de Hosteleros de Benidorm y Costa Blanca (Hosbec), Toni Mayor, ha mostrado su seguridad de que ente situaciones excepcionales como las que se están viviendo en estos meses “hay que tomar medidas excepcionales y soluciones creativas”. De ahí que haya afirmado que la cancelación del programa es “la peor de las
soluciones si no va acompañada de otras medidas”. Si bien es cierto, como reconoce Mayor en el comunicado de Hosbec, que la demanda turística es menor que otros años, no es menos cierto que
ésta “sigue existiendo”.

En ese sentido, el empresario benidormense ha reivindicado la experiencia acumulada por el sector durante el verano en la gestión de destinos y establecimientos. “Invitamos al Gobierno areflexionar y a poner en marcha programas alternativos que permitan funcionar a los hoteles los próximos meses” ha explicado. Además ha subrayado que cualquier inversión que se realice, será “beneficiosa” porque evitará que muchos trabajadores puedan ser víctima de ERES o
ERTES, y se contribuirá a la reconstrucción de la actividad económica más allá del propio alojamiento”.

Mayor, no obstante, se ha mostrado tajante y claro al avanzar que el sector que representa no admitirá una prórroga de dos anualidades del actual programa de vacaciones sociales para mayores. Ha emplazado a los responsables del mismo a que empiecen “ya” a elaborar un nuevo pliego
de condiciones que contemple “las históricas reivindicaciones de los hoteleros españoles”. Esas viejas aspiraciones del sector se fundamentanen un pilar básico; los costes de producción para establecer el precio de venta de los paquetes vacacionales están “absolutamente desfasados”.

Mayor ha precisado que los hoteles participantes apenas reciben 21 eurospor persona y día con alojamiento, pensión completa y bebida incluida. “Eso nos obliga a trabajar por debajo del precio de coste” ha apuntado. El programa de vacaciones sociales del Imserso comercializa 900.000
paquetes de estancias entre 7 y 14 días en numerosos destinos nacionales de litoral e interior. La Comunidad Valenciana era destinataria del 20% de esos paquetes y en el programa participaban un total de 65establecimientos, la mayoría de Benidorm.

Comenta esta noticia