18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Es la economía estúpido

No se sabe si las Elecciones se decantarán por la Economía, pero el futuro inmediato de España sí lo hará sin duda. El PP gana el debate al PSOE en este terreno. De largo.

 

 

La célebre frase que permitió a Bill Clinton desalojar a George Bush padre de la Casa Blanca para después hacer una gestión regular de la misma sirve para ilustrar esta columna de un descreído. Les cuento, llevo 25 años haciendo información económica y tengo la fundada impresión de que salvo en 2011, las finanzas no han sido nunca un motivo para cambiar la intención de voto de los españoles.

Bien es cierto que nos adentramos en un terreno inexplorado en el que muchos paradigmas están cambiando y este podría ser otro. Entre otras cuestiones porque el recuerdo en el imaginario patrio de la dura crisis no es que perviva sino que muchos todavía la padecen.

 

Ni el empleo se ha recuperado, ni los sueldos son los que eran. Por este motivo, aplaudo la iniciativa del PP que bajo el epígrafe es la economía, sin el insulto para demostrar además que los nuevos populares son muy prudentes, quieren hacer hincapié en la que se avecina.

Hay un asunto previo que nadie debe discutir; sin una buena gestión económica no hay bienestar posible. También y es conveniente decir lo que la izquierda aún no ha entendido: que la herramienta para la política social no es una pancarta. Por último, hay que grabarse a fuego que la prosperidad sólo se sostiene en una gestión económica eficiente.

Del PSOE sólo se sabe que quiere cambiar lo que hizo el PP pero cada vez que anuncian una medida llegan los expertos para tirársela por tierra

Además, nos encontramos como ya ocurrió en el célebre debate Pizarro vs Solbes en el que sólo el tiempo dió la razón a Don Manuel, pues Don Pedro mintió salvajemente para luego poderlo contar en sus memorias, que el Gobierno socialista oculta la realidad, que la economía viene en retroceso y que la recuperación ha sido frustrada. 

El propio presidente en funciones se declara incapaz de evitar una nueva crisis y hay analistas que incluso afirman que se celebran ahora elecciones pues dentro de un año si todo va como apuntan los indicadores, las perderían pues la gente ya viviría en propias carnes el deterioro de la situación económica.

 

Motivada en parte por el bloqueo político que impide tomar las decisiones que nuestro país requiere. Los populares dicen estar preparados y para demostrarlo han abierto su particular caja de Pandora económica sacando al escenario todos aquellos que han demostrado como se sortea la tormenta perfecta. No olviden que España, a día de hoy, se gestiona con los PGE de Cristóbal Montoro

Cinco son los pilares para recuperar la competitividad que propone el partido del charrán y que pasan por una revolución fiscal, bajando los impuestos a diferencia de los socialistas que piden subirlos (en principio sólo a los ricos pero no hay tantos), impulsar el mercado laboral con especial atención a los autónomos.

Del PSOE sólo se sabe que quiere cambiar lo que hizo el PP pero cada vez que anuncian una medida llegan los expertos para tirársela por tierra y la Formación, que aquí sí coinciden los dos grandes partidos en que la apuesta de futuro, quién lo iba a decir, pasa por la FP y reforzar el penoso sistema educativo que padecen los niños españoles. Se pueden imaginar que sólo comparten el titular pues después los socialistas se descuelgan con asuntos verdaderamente exóticos.

El partido de Casado quiere eliminar trabas administrativas, como fórmula circunfleja para desmontar el ejército de funcionarios que tiene España

El partido de Casado quiere eliminar trabas administrativas, como fórmula circunfleja para desmontar el ejército de funcionarios que tiene España, para crear empresas en tiempo récord así como relacionarse mejor con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria para conseguir una agilidad que no tenemos y buscar la competitividad económica. Piedra filosofal que nos va a salvar de la quema en un mundo globalizado. 

Las cosas del comer

Ser menos dependientes energéticos sin hacer machadas vía subvención, garantizar la seguridad jurídica a la hora de hacer negocios, ocuparse del campo y que el 20% del PIB español sea industrial. Son los otros asuntos que ha planteado el PP en su sanedrín cordobés. La "reindustrialización" también la persigue el PSOE pero cada vez que Reyes Maroto se fija en un sector, este se echa a temblar tras los recientes éxitos cosechados. 

En fin, que me encanta por deformación profesional que se hablen de los problemas que tiene nuestro país y que confío en que abramos un nuevo tiempo en el que las cosas de comer condicionen mucho más de lo que lo hacen ahora, el voto de los españolitos

Comenta esta noticia
Update CMP