02 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Delgado margina otra vez a la cúpula fiscal y encarga el caso Iglesias a Navajas

Delgado vuelve a confiar un asunto "sensible" a su número dos, que está de salida rumbo a la jubilación.

Delgado vuelve a confiar un asunto "sensible" a su número dos, que está de salida rumbo a la jubilación.

Pese a que la cúspide de la Fiscalía había reclamado la reunión de la Junta de Fiscales de Sala, será de nuevo Luis Navajas el que asuma en solitario la patata caliente que afecta a Moncloa.

Segundo asunto de "alta sensibilidad" que afecta al Gobierno de Pedro Sánchez en la Fiscalía General del Estado y segunda decisión de Dolores Delgado que queda bajo el control del número dos de la Fiscalía.

Como sucedió en el informe sobre las querellas presentadas contra Pedro Sánchez y varios de sus ministros por la gestión de la pandemia -en la que Delgado endosó la posición de la Fiscalía a su número dos-, el futuro procesal de caso Iglesias en el Tribunal Supremo va a estar determinado por otro informe que va a elaborar el teniente fiscal del Alto Tribunal, Luis Navajas. Eso sí, al menos en esta ocasión, Navajas ha decidido consultar a varios fiscales del Alto Tribunal.

Y eso que, dado la evidente trascendencia de la decisión que afecta al vicepresidente segundo, varios miembros de la cúpula fiscal habían reclamado que se convocara a la Junta de Fiscales de Sala para adoptar una decisión colegiada. Más aún, dado el incendio que Navajas -que se jubila en diciembre- desató hace semanas al acusar a varios compañeros de ser títeres del PP.

Pese a las peticiones y el sentir general en la Junta de Fiscales, Delgado ha vuelto a desoir al generalato de la carrera al encomendar a su número dos la elaboración del informe que le ha pedido la Sala de lo Penal del Supremo sobre si procede abrir o no causa a Pablo Iglesias y otras personas por tres delitos relacionados con la denominada pieza Dina del caso Villarejo.

Ya fue muy polémico el último informe de Navajas por el que instó la inadmisión de una veintena de querellas presentadas contra miembros del Gobierno de Sánchez por su gestión del Covid 19. En su informe, cuyos razonamientos resultaron muy polémicos, Navajas concluía que no encontraba indicios de que la actuación del Gobierno, en especial la del ministro de Sanidad, Salvador Illa, o el presidente, Pedro Sánchez, pueda incardinarse en ninguna de los delitos denunciados.

 

Juez y parte: Pablo Iglesias, este lunes, en su polémica conversación con el presidente del Supremo.

 

Como este martes en el caso Iglesias, Delgado decidió desoir la opinión de la Junta de Fiscales de Sala para tratar el tema de las querellas por la pandemia, lo que fue criticado desde ciertos sectores de la Carrera. 

Y es que, además, la designación de Navajas para este asunto crea también recelos en algunos sectores tras las polémicas manifestaciones que realizó hace unas semanas acusando a algunos de sus compañeros en el Supremo de estar "contaminados políticamente". En concreto, la exfiscal general del Estado Consuelo Madrigal y el fiscal Fidel Cadena.

A ello se une la mención critica que Navajas realizó en dichas entrevistas a uno de los fiscales del caso Dina, Ignacio Stampa, a cuenta de determinadas conversaciones de whatsapp en el grupo de abogados de Podemos en los que se menciona al este fiscal por parte de Marta Flor, que es la letrada que defiende a la exasesora de Iglesias Dina Bousselham en el caso que se investiga. De Stampa Navajas señaló que su actuación al respecto fue "escandalosa" y debería haber sido apartado.

Por el momento, y además de remitir el asunto a la Fiscalía, la Sala de lo Penal ha designado ponente sobre la apertura o no de la causa al magistrado Andrés Palomo. Su propuesta tendrá que ser refrendada por una mayoría del resto de la Sala, que está formada por el presidente de la Sala, Manuel Marchena, y los magistrados Andrés Martínez Arrieta, Andrés Palomo, Ana Ferrer y Eduardo de Porres.

Comenta esta noticia
Update CMP