19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Siniestro total en TVE: los números y los gráficos que encienden las alarmas

Rosa María Mateo, en su última comparecencia en el Congreso.

Rosa María Mateo, en su última comparecencia en el Congreso.

Ni siquiera la crisis del Covid y el largo confinamiento han convertido en referencia a la televisión pública. El PP exige explicaciones a Mateo sobre cómo piensa revertir el desplome.

Ni siquiera durante la crisis más brutal que ha atravesado España en su historia reciente, la televisión pública ha sido referente en la información de los españoles. Ni los informativos, ni los especiales ni tampoco la parrilla levantada ad hoc durante el confinamiento han atraído a los ciudadanos, que han optado en masa por las cadenas privadas.

Un siniestro total que ha encendido todas las alarmas dentro y fuera de RTVE, que ha impulsado una revolución total para la próxima temporada a manos del actual hombre fuerte de la Corporación, Enric Hernández, y que ha llevado al PP a mover ficha y exigir responsabilidades a Rosa María Mateo.

Sirvan como ejemplo de la creciente irrelevancia de TVE los últimos datos de audiencia difundidos públicamente y correspondientes a este mismo miércoles. La pública tuvo un 9,9% de cuota de pantalla frente al 11,4 de Antena 3, y el 14,7 de Telecinco.

Sus informativos corrieron la misma suerte. El Telediario 2 sumó un 11% (1.560.000 espectadores); el informativo de Vicente Vallés en Antena 3 un 16,2% (2.187.000) y el de Pedro Piqueras en Telecinco un 17,1% (2.312.000).

Así que con estos pobres datos, el PP ha registrado este mismo jueves la petición de comparecencia de Mateo, en la Comisión parlamentaria de Control de la Corporación pública, para que explique "las medidas que piensa adoptar para revertir el precario rumbo de la aceptación de sus emisiones por parte de los ciudadanos".

Los parlamentarios que firman la iniciativa denuncian que los datos de audiencia de TVE el pasado mes de mayo son "alarmantes", y que "la situación es singularmente precaria en el ámbito de los informativos, en el que es la última opción entre las grandes cadenas de televisión en todas las ediciones y días de la semana".

 

Enric Hernández, el hombre fuerte de TVE ante el desfiladero de las audiencias.

 

"Televisión Española ha dejado de ser durante el estado de alarma la principal referencia informativa para los españoles cuando siempre demostró su fortaleza en los momentos y acontecimientos más trascendentales de nuestras vidas. A mayor consumo audiovisual y mayor potencial de espectadores debido al confinamiento se ha producido, sin embargo, un resultado muy negativo y un creciente desapego social de la oferta y el papel de esta cadena pública", denuncian los populares.

 

 

El PP advierte además de que "los malos datos en la gestión de RTVE, la debilidad de sus audiencias, la ausencia de un proyecto realista y ambicioso que afronte los desafíos tecnológicos y de nuevos consumos han dibujado un panorama muy preocupante en el horizonte de este servicio público que pone en claro riesgo su propia viabilidad en el futuro". Y exige terapia de choque antes de que el siniestro sea irreversible.

 

Comenta esta noticia