20 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bescansa confirma el desafío a Iglesias y denigra lo que piense de ella

Bescansa, Iglesias y Errejón en julio de 2015, cuando todos eran amigos

Bescansa, Iglesias y Errejón en julio de 2015, cuando todos eran amigos

La fundadora de Podemos ignora los recados del líder nacional, se reafirma en su intento de controlar Galicia y le envía un mensaje contundente contra su personalismo.

Carolina Bescansa no teme a Pablo Iglesias. Luchará por el liderazgo de Podemos en Galicia y, desde ahí, quizá vuelva a su viaje aspiración de comandar el partido que ayudó a fundar, tal y como intentó hace un año en compañía de Íñigo Errejón para ganarse con ello el aislamiento.

De momento, intentará ser la secretaria general del partido en su comunidad de origen y, en el acto de su lanzamiento, no ha dudado en señalar a Iglesias para mandarle algunos recados y demostrarle que no le importan nada los que, tras dar este paso, ha recibido desde Madrid en contra de su candidatura.

 

Preguntada por si sus diferencias con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, la perjudicarán en la carrera a la secretaría xeral de Podemos Galicia, Bescansa ha dejado claro que "una asamblea ciudadana no es un debate sobre las relaciones personales", evidenciando con ello la ruptura de la relación que ambos mantenían antes.

"Una asamblea ciudadana es un debate político sobre un proyecto político para Galicia. Llevar el debate a las relaciones personales no es hacerle mucho favor a Podemos Galicia y al cambio político", ha argumentado.

En esta línea, ha considerado que este tipo de cuestiones "no deben estar en el centro de la organización política". "Las políticas y los puntos de vista son los que tienen que presidir las organizaciones", ha asegurado en una intervención en la que ha manifestado que "las organizaciones se vuelven más pequeñas cuando solo hay un punto de vista".

 

Bescansa, con su equipo de Galicia

 

Por ello, también ha rechazado que las críticas recibidas desde la dirección estatal de la formación influyan en el proceso. "Creo que lo que pasa en la asamblea ciudadana en Galicia lo tienen que decidir los inscritos en Galicia", ha indicado.

Volver a Galicia

Además, sobre su condición de diputada en el Congreso por Madrid, ha dejado claro que "no se puede dirigir Podemos desde Madrid". "Eso está fuera de discusión, ahora bien, lo que tenga que pasar en Podemos Galicia lo decidirán los inscritos de Podemos Galicia", ha incidido, sugiriendo su dimisión si logra el objetivo autonómico.

 

Todo ello en una comparecencia ante los medios en la que ha asegurado sentirse muy "respaldada" y ha revelado que, pese a que le pidieron en ocasiones anteriores que se presentase a la secretaría xeral de Podemos Galicia, no dio el paso antes porque "tenía muchas obligaciones orgánicas e institucionales" que se lo impedían.

"Me lo pidieron una vez más y, es una petición unánime de la dirección de Podemos Galicia, cuestión que para mí es un honor", ha apuntado. Iglesias, mientras, mira de reojo y prepara su respuesta: el pulso interno, que parecía acallado, vuelve a estar sobre la mesa.

Comenta esta noticia