22 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pablo Iglesias se salta la baja remunerada para auxiliar a Sánchez en La Moncloa

El líder de Podemos mantuvo una reunión "secreta" con el presidente, mientras cobra un subsidio de paternidad que se extingue si se reanuda el trabajo.

Pablo Iglesias cobra su mensualidad íntegra sin ir a trabajar, tal y como permite la ley para las bajas por paternidad o maternidad, que sin embargo se extingue cuando el beneficiario reanuda sus funciones: la "reincorporación voluntaria al trabajo o actividad con anterioridad al plazo máximo de duración", comporta la extinción de ese sueldo, tal y como recoge la Seguridad Social en su legislación, que regula el estatus de los diputados mediante un convenio especial distinto al del resto de empleados.

No consta que oficialmente el líder de Podemos haya renunciado a esa retribución,  que refleja un salario mensual neto de 3.500 euros según la última nómina publicada por Podemos en 2017, con un retraso ya de dos años pues, pero sí que esté trabajando, al menos ocasionalmente, sin hacer mención pública ni oficial de ello: este miércoles, sin publicidad alguna, se reunió en La Moncloa con Pedro Sánchez sin una agenda conocida, pero probablemente relativa a los presupuestos y la debilidad general del Gobierno sustentado por PSOE y su propio partido.

 

Oficialmente Iglesias no acude a su puesto de trabajo desde enero por una baja de paternidad que reparte con la madre de sus hijos, la también dirigente Irene Montero, aunque resulte difícil de creer que bajo esa apariencia con la que pretende dar ejemplo al resto de los hombres no exista una actividad intensa pero escondida: participó telemáticamente en el Consejo Estatal de Podemos para tratar de frenar la crisis suscitada por Íñigo Errejón, promociona sus programas de televisión y otros asuntos en las redes sociales y ahora ha trascendido que se ve sin cámaras con Sánchez.

 

 

Sobre la reunión en sí, según eldiario.es se centró en  desbloquear la negociación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que dependen fundamentalmente del mismo partido, ERC, a cuyo líder visitó Iglesias en la cárcel de Lledoners: aquel encuentro con Oriol Junqueras no fue en nombre del Gobierno, según éste, pero ahora se evidencia con esta reunión en Moncloa que sí depende de Podemos parte de la interlocución con los independentistas.

Los acuerdos

En la cita con Sánchez, el líder de la formación 'morada' dejó claro que su partido no bloqueará la tramitación de las cuentas públicas, pero tampoco garantizó el apoyo final, supeditado al cumplimiento de todas las medidas del pacto firmado con el PSOE en octubre, como la medida para limitar los precios de los alquileres, según la agencia EP.

De ahí en adelante, nada más se sabe de sus conversaciones. Ni tampoco de cómo Iglesias sorteó la dificultad de abandonar su puesto de padre de baja para volver a ejercer de líder político en el momento más delicado de su alianza con los socialistas.

Comenta esta noticia
Update CMP