21 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las excavadoras entran en el Valle por sorpresa para empezar a sacar a Franco

Te contamos todo lo que debes saber sobre la exhumación y traslado de la momia del dictador, que compartirá camposanto con otros gerifaltes de la era franquista.



Cuando Pedro Sánchez inicie la campaña electoral para las elecciones del próximo 10 de noviembre, habrá podido cumplir la gran promesa que hizo nada más tomar el poder de la mano de una moción de censura en la que contó con el inestimable voto de la izquierda radical, los herederos políticos de ETA y los separatistas que promovieron el golpe del 1-O en Cataluña: los restos de Francisco Franco ya no reposarán en el altar mayor del Valle de los Caídos.

Paradójicamente será un gobierno socialista el que cumpla una de las últimas voluntades de Franco, que pidió ser enterrado en el cementerio de El Pardo. Para ello ha sido necesario un largo periplo judicial por culpa de la infinidad de recursos presentados por la familia del dictador, que fracasaron al llevar el asunto hasta el Tribunal Supremo que, finalmente, ha dado la razón al Gobierno en funciones.

Si la cuenta atrás legal empezó hace menos de dos semanas con los dictámenes y fallos del Alto Tribunal, la cuenta de atrás logística para la exhumaciƥn y posterior traslado de la momia del hombre que gobernó España con mano de hierro durante cuatro décadas ha comenzado este mismo domingo.

La maquinaria que previsiblemente se encargará de exhumar los restos de Francisco Franco ha entrado en el Valle de los Caídos minutos antes de las 15.00 horas, según ha revelado la Hospedería de la Santa Cruz del Valle en Twitter.

 

La paradoja de la maquinaria

La hospedería, que ha calificado la exhumación de "profanación", ha subido un vídeo en el que puede verse un camión portando una manipuladora telescópica de color naranja. Con una paradoja que algunos considerarán una coincidencia y otros una especie de guiño político: es de la marca CAT

Aunque aún no hay fecha oficial para sacar los restos del dictador del Valle de los Caídos, las fechas que se barajan son el martes 22 o miércoles 23. En todo caso, los restos del dictador se exhumarán antes del 25 de octubre, según anunció la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.
Además, el Gobierno se comprometió a avisar con al menos 48 horas de antelación a la familia de Franco de la fecha y hora concreta de la exhumación. Los medios de comunicación también serán advertidos con la misma antelación.

El Valle de los Caídos cerró al público el pasado viernes 11 de octubre a las 18.00 horas para que pudiesen comenzar los preparativos de la operación. Los restos del dictador será trasladados a Mingorrubio, en el madrileño barrio de El Pardo.

 

Un panteón de 69.000 euros en El Pardo

El panteón del cementerio de El Pardo donde se inhumará al dictador Francisco Franco tras su exhumación del Valle de los Caídos se sufragó con fondos del Ayuntamiento de Madrid para parados y costó 11,5 millones de las antiguas pesetas del año 1969 (69.000 euros de los actuales), si bien por entonces el salario mínimo se situaba en 18 euros al mes.

Tanto las obras de construcción como la decoración interior a cargo de diversos artistas se cargaron a los fondos del Recargo de la Décima para la Prevención del Paro Obrero, el impuesto sobre propiedades rústicas e industriales creado en 1931 por los ministros socialistas Indalecio Prieto y Largo Caballero que debía destinarse a obras municipales en las que se contratase a parados.

La decisión de acondicionar el cementerio de El Pardo y construir una capilla que hasta entonces no tenía la tomó la corporación municipal con Carlos Arias Navarro como alcalde el 30 de abril de 1969. La memoria del proyecto explica que la obra se hace "cumpliendo lo ordenado por la Superioridad".

Con capacidad para 60 personas sentadas, el panteón se construyó con muros de granito y pavimento de mármol. Se compone de una sola nave de planta cuadrada presidida por el atrio, rectangular, por donde se accede a la cripta. En su lateral izquierdo está la sacristía, con puerta de acceso al atrio y a un vestíbulo con entrada directa mediante una escalera exterior, según los planos originales.

El coste de su mantenimiento en los 50 años siguientes a su construcción se calculaba en 25.000 pesetas anuales, el equivalente a la mitad de un sueldo anual de administrativo en esa época.

El 26 de abril de 2019, iniciado ya por parte del Gobierno de Pedro Sánchez el procedimiento para exhumar a Franco del Valle de los Caídos, este panteón quedó desafectado de Patrimonio Nacional vía real decreto y pasó a depender de Patrimonio del Estado.

 

Franco estará con otros franquistas en El Pardo

Curiosamente, Arias Navarro, que sería nombrado presidente del Gobierno tras el asesinato de Carrero Blanco el 20 de diciembre de 1973, está enterrado en el mismo cementerio. Pero no es el único gerifalte de la dictadura franquista con los que Franco compartirá cementerio: en el Pardo también se encuentran los restos del predecesor de Arias Navarro, el almirante Luis Carrero Blanco, asesinado por ETA en 1973.

Allí están también enterrados también ministros del régimen como Demetrio Carceller, Pablo Martín Alonso, Nemesio Fernández Cuesta, Pedro Nieto Antúnez o el militar Félix Álvarez- Arenas Pacheco, que asumió la cartera del Ejército en el primer gobierno tras la muerte de Franco.

Comenta esta noticia
Update CMP