15 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Antonio David mete en un brete a su hija y Rocío Flores prende fuego a Telecinco

Se avecinan malos tiempos para Rocío Carrasco. En una noche de todo menos fácil, Mediaset estableció las bases de lo que le espera a partir de ahora. Y no parece nada bueno para ella.

Se veía venir y así fue. Telecinco comenzó la nueva edición de GH VIP con Antonio David Flores como estrella indiscutible dentro de la Casa de Guadalix y, mejor aún, con Rocío Flores como su defensora en los platós. No está muy claro quién de los dos puede ser más impactante y/o rentable para la cadena de Mediaset en los audímetros.

Padre e hija, con la alargada sombra de Rocío Carrasco presente sin estar en todo momento, coparon gran parte de la atención en el debut de esta nueva edición del reality de famosos y no era para menos.

A las primeras de cambio Antonio David Flores fue el primer concursante en inaugurar la casa de GH VIP y su entrada estuvo protagonizada por una despedida muy emotiva con su hija, quien le defenderá en plató: "Agradezco tu valentía porque sé que para ti no es fácil".

Vamos, que asidua al discreto segundo plano desde siempre, y consciente del interés que genera, su padre la ha metido en un pequeño brete pero no le importa. Rocío Flores dio las gracias a su padre por haber luchado siempre por ellos y reconoció sentirse en deuda con él: "Te lo debía, me va a costar pero te quiero con locura y ojalá te vea lo más tarde posible".



Además, David Flores explicó que Rocío Carrasco le puso una querella por "violencia de género, maltrato físico y psicológico continuado" y que, aunque todo ha salido bien, han sido momentos muy complicados: "Me pedía cinco años de cárcel y una indemnización de 80.000 euros". Algo que también sufrieron sus hijos, tal y como contó Rocío Flores en plató: "Han sido los años más duros de mi vida pero lo más importante es que toda la familia está unida".

Se avecinan malos días para la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco con su exmarido y su hija por todo los platós de Telecinco y teniendo en cuenta lo poco que le gusta que se hable de su vida privada en los medios.

Y es que ya en la primera Gala Gran Hermano VIP lideró cómodamente con un rotundo 24.2% y 2.462.000 espectadores, que se dice pronto, sobre todo porque no era una noche fácil, era la noche del estreno de MasterChef Celebrity en La Uno con un 19.9% y 2.175.000 espectadores. Se avecinan pero que muchas curvas en el horizonte televisivo a corto plazo.

Comenta esta noticia
Update CMP