22 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El drama del colaborador de Sálvame que ha acabado convertido en juguete roto

Lo que ocurre cuando Sálvame te da la espalda

Lo que ocurre cuando Sálvame te da la espalda

Es la cruz de la televisión. Ocurre cuando ya no interesas y todos te dan la espalda, hasta tus propios compañeros. El teléfono deja de sonar y nadie se acuerda de ti. Eres un juguete roto.

El mundo dela televisión no es fácil. Si en algo coinciden quienes lo conocen es en que todo cambia de un día para otro. Estás en la cima y, de repente, dejan de contar contigo. En muchas ocasiones, difícil y hasta casi un imposible saber por qué has dejado de interesar. Es entonces cuando algunos de los damnificados sienten esa sensación de vacío que da el sentirse utilizado por la tiranía del share.

Víctor Sandoval es el último televisivo en incorporarse a la lista de juguetes rotos.  En tiempos, gozó de mucho éxito. Su estilo ácido y con un toque divertido hizo que estuviera al frente de varios programas. Uno de los más recordados, Mamma mía, en Telemadrid. También ha pasado por Telecinco, Antena 3 y  escribió un libro, Consejos de Víctor Sandoval a las mujeres para seducir a hombres. Anteriormente, hizo sus pinitos como cantante. Lo que se dice un auténtico todoterreno.

El presentador siempre ha expresado que una picadura de avispa le cambió la vida. Vivía en Miami junto a su marido, Nacho Polo, cuando decidió regresar a España. Lo que iba a ser algo temporal se convirtió en definitivo. Tras pasar por el magazine Tal Cual, Víctor recaló en Telecinco. Encontró acomodo en Sálvame y ahí empezó a escribirse el principio del fin. Y, mientras tanto, le dio tiempo a grabar una canción, concursar en GHVIP, Supervivientes y participar en otros programas de la cadena.

Cuando nadie lo esperaba, Víctor empezó a airear sus problemas con Nacho Polo. Le acusaba de un montón de cosas. Mientras tanto, en Miami, el decorador no daba crédito. La decisión de Sandoval de regresar a España había estado motivada por un problema de salud. Le picó una araña, y dado lo costoso de los servicios médicos en Estados Unidos, volvió a Madrid para tratarse.

Víctor Sandoval quiere morir

El culebrón de Víctor y Nacho dio muchas tardes de gloria a Sálvame. Tanto interesaba que un equipo del programa se desplazó hasta Miami para hablar con el decorador. Posteriormente, Sandoval también iría para pedir explicaciones a su todavía marido. Estiró el chicle todo lo que pudo hasta que se acabó. Fue ahí cuando sus colaboraciones fijas se convirtieron en esporádicas hasta desaparecer.

Víctor Sandoval ha sorprendido esta semana con una dura entrevista en Lecturas donde afirma: “Cada noche le pido a Dios que se me lleve”. En la revista cuentan que su situación es muy dura: “Con su cuenta corriente embargada, dos tumores en la tiroides y totalmente solo, el colaborador televisivo asegura que no tiene ni para comer”. Su drama empezó cuando Hacienda le embargó hasta el último euro.

Por si lo anterior no fuera suficiente, Víctor tiene miedo de salir a la calle por el acoso al que le somete un hombre que ha llegado a agredirle. Además, el presentador se confiesa abandonado a su suerte por parte de quienes fueron sus compañeros en televisión: “De la tele solo recibo mensajes de Belén Esteban, nada más, es la única que se preocupa por mí. El resto no”. Sálvame le ha dado la espalda y no cuentan con él. Malos tiempos para el hombre que un día proclamó: “A España le gusta un lloro”.

Comenta esta noticia
Update CMP