24 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La fórmula de Sánchez para combatir el paro: disparar el empleo público

Desde que el líder del PSOE llegó a La Moncloa hace algo más de un año, el colectivo de trabajadores públicos ha crecido como nunca, a razón de 210 nuevos empleados al día.

Se ignora qué tipo de políticas activas de empleo quería llevar a cabo Pablo Iglesias desde el gobierno de coalición con el PSOE, según la oferta desesperada que llegó a lanzar en el Congreso en la sesión de investidura fallida de la pasada semana. Pero más clara parece estar la política que desea llevar Pedro Sánchez en este terreno: crear trabajo en el aparato estatal. Y a toda pastilla,

Y es que el empleo público ha crecido en 76.700 personas desde que Sánchez alcanzó La Moncloa hace algo más de un año. Así se desprende de las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) que ha divulgado recientemente el Instituto Nacional de Estadística. Esta evolución equivale a sumar un promedio de 210 trabajadores públicos diarios.

El empleo público tocó techo a mitad de 2011. En la EPA del tercer trimestre del año, las distintas capas de la Administración sumaban un total de 3.306.600 funcionarios. Desde entonces, esta cifra se ha ido reduciendo de forma progresiva, coincidiendo con el plan de reducción del déficit que introdujo el gobierno de Mariano Rajoy.

El total de trabajadores públicos cayó a 2.909.400 efectivos en el cuarto trimestre del año 2013. Se trata de la cifra más baja desde el primer trimestre de 2008, de modo que no hablamos de una corrección drástica, sino de un ajuste que simplemente replegó el número de empleados del Estado a cotas similares a las que se daban en los primeros compases de la crisis.

Un crecimiento entre contenido y moderado

Tras esa fase de relativa austeridad, el volumen de trabajadores públicos volvió a subir en los años siguientes, hasta alcanzar los 2.973.800 empleados en el primer trimestre del año 2017. El ritmo de aumento registrado desde 2014 fue relativamente moderado, pero esta contención se rompe en 2018, cuando la contratación pública vuelve a subir con más fuerza.

 

Así las cosas, a mediados de 2018, el tamaño de la plantilla de empleados públicos se ensanchó hasta los 3.117.800 efectivos. Con esta cifra dijo adiós el gobierno de Mariano Rajoy y comenzó una nueva etapa política en la que se ha producido un nuevo aumento en el número de personas que viven directamente de las Administraciones Públicas.

El último dato disponible es el del segundo trimestre de 2019. Entre abril y junio, el número total de empleados del Estado llegó a 3.194.500 personas. Si comparamos este número con el que despidió la Era Rajoy, encontramos que el repunte del empleo público ha sido de 76.700 efectivos, es decir, 210 nuevos contratados diarios.

Comenta esta noticia
Update CMP