Prohibido el baño en la playa de Pinedo por aguas fecales

Los bañistas de la playa de Pinedo han empezado a notar un intenso y repentino olor fétido y cómo cambiaba el aspecto del agua que ha pasado a tener una consistencia viscosa y color verde.

Poco después de las diez de la mañana, los bañistas de la playa de Pinedo han empezado a notar un intenso y repentino olor fétido y cómo cambiaba drásticamente el aspecto del agua que ha pasado a tener una consistencia viscosa y color verde. Había, además, una gran cantidad de suciedad y cañas.

La gente se ha salido de inmediato y ha acudido a protestar a los cuatro socorristas de Cruz Roja que a esa hora vigilaban la playa y atendían la posta de baño asistido para personas con movilidad reducida. 

En ese momento, se ha evacuado de inmediato a los veraneantes y únicamente quedaba algún niño en la orilla, además de sustituir la bandera de color verde por otra de color amarillo, advirtiendo sobre la poca conveniencia del baño. Por la tarde izaba la bandera roja y quedaba prohibido el baño por aguas fecales.

Se han personado tanto agentes de la Policía Local como trabajadores de la Conselleria de Medio Ambiente para tomar muestras del agua. Cruz Roja desconoce aún los resultados de los análisis así como el origen que podría tratarse de algún problema en la depuradora de Pinedo que recibe todas las aguas residuales de L’Horta Sud y parte de València capital.

Recordar que esta playa es una de las cinco adaptadas que hay en el cap i casal, junto con la Malvarrosa, el Cabanyal, El Saler y El Perellonet. De forma insistente, los usuarios con dificultades de movilidad han venido denunciando la proximidad con la playa canina, por los problemas higiénicos que pudiera acarrear. De hecho, el Colegio Oficial de Veterinarios de València ya alertó, al inicio de la temporada, del riesgo que podía conllevar la coexistencia de la playa para mascotas y personas.

No es la única queja que ha recibido el Ayuntamiento de València. Un grupo de discapacitados se reunió hace tres años con la concejal de Medio Ambiente, Pilar Soriano, para solicitar el aumento del horario del baño asistido. A día de hoy, no ha habido respuesta oficial de manera que estos bañistas sólo pueden acceder a la playa en horario de 11 a tres de la tarde y durante menos meses, exclusivamente julio y agosto y no en junio y septiembre como en el resto de la costa. También le trasladaron el escaso aparcamiento para coches adaptados, que no alcanza la cuota aprobada por la Generalitat Valenciana de 1 plaza reservada por cada 40 libres.

Comenta esta noticia
Update CMP