22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez se aprovecha del Rey para endosar sus "deberes" a Iglesias, PP y Cs

Sánchez y el Rey, en su audiencia en Marivent este miércoles.

Sánchez y el Rey, en su audiencia en Marivent este miércoles.

El presidente en funciones ha cumplido este miércoles el protocolo. Pero poco más. No le ha llevado al Jefe del Estado ni más apoyos, ni perspectivas de cosecharlos en breve.

Pocas cosas simbolizan tan bien el arranque de las vacaciones políticas en España como la fotografía obtenida este miércoles en el Palacio de Marivent. El tradicional posado del presidente del Gobierno y el Rey Felipe VI, apretón de manos para los gráficos como es costumbre; y almuerzo entre las dos más altas personalidades de Estado.

Y, entre ambas, el despacho entre Sánchez y el Monarca y el encuentro también preceptivo ante los medios de comunicación. Y poco más. Porque España no atraviesa un momento "normal", el líder del PSOE no ha citado a los líderes que sí pueden desatascar el bloqueo y, por el momento, Felipe VI no tiene elementos nuevos para ir perfilando una salida al atasco constitucional.

Tras un paréntesis en su mediática ronda de contactos con asociaciones y sectores -este miércoles ha sido turno para los representantes de la Industria y el Turismo-, en su comparecencia ante los periodistas, Sánchez ha optado por aprovecharse y utililizar al Rey y su último llamamiento a los partidos.

De hecho, así ha comenzado su breve exposición ante los informadores. "El Jefe del Estado dijo que la mayoría de los españoles no quiere repetir las elecciones, algo que lógicamente comparte el Gobierno y que comparto", ha señalado Sánchez.

Y, a partir de ahí, mensajes para todos. Para Pablo Casado el primero: "Lo que le pido al PP es que asuma su responsabilidad. Su responsabilidad significa que sabiendo que no hay alternativa posible y que lo que ha dicho la ciudadanía española es que quiere un gobierno progresista que no depende de independentistas".

Y, también, para Pablo Iglesias, con el que ha reconocido una "desconfianza". "Es recíproca esa desconfianza, máxime cuando esa investidura falló". "Hay dos visiones completamente distintas de esa coalición por parte del PSOE y de Podemos".

Y a los morados, ha vuelto a tender la mano así:  "Hay muchas fórmulas. No sólo está la fórmula portuguesa o la fórmula danesa. Puede haber acuerdos de investidura, acuerdos de legislatura".

Por último, Sánchez ha enviado también su último recado a Ciudadanos. "Espero que, en esta ocasión, el señor Rivera se digne a hablar conmigo. En cualquier caso, yo ya no soy candidato. Lo hago más por la responsabilidad que me confiere ser presidente del Gobierno en funciones", ha dejado dicho.

Comenta esta noticia
Update CMP