15 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE intenta despedir a Enrique Múgica y le cuesta un disgusto a Sánchez

La muerte del histórico socialista reabre heridas entre la vieja guardia y Ferraz que ya se percibieron con Rubalcaba, con un desencuentro irresoluble.

 

 

Quienes conocen bien a los Múgica, saben y cuentan cómo la familia estaba profundamente decepcionada con este PSOE y, más en concreto, con su primer dirigente, Pedro Sánchez: sus acuerdos con Otegi y la nueva Batasuna, directos e indirectos, se veían  en el histórico clan socialista como una traición al legado de Fernando, el histórico dirigente asesinado por ETA.

Solo hay que recordar cómo su hijo José María rompió el carné del PSOE y dirigió una durísima carta a Sánchez, desolado por aquella fotografía de la Nochebuena de hace un par de años en la que Otegi e Idoia López Mendia, jefa de los socialistas vascos, preparaban juntos un menú de Navidad.

 

 

La muerte ahora de Enrique Múgica Herzog, a causa del coronavirus, ha puesto al PSOE en la misma situación incómoda que la de Alfredo Pérez Rubalcaba: ¿Cómo despedir a alguien que simbolizaba tanto el legado del PSOE y no lo veía reconocido, ni en pintura, en sus actuales dirigentes?

En aquella ocasión, no sin cierto impudor, Sánchez convirtió la muerte de Alfredo en un funeral de Estado, para bochorno de los allegados familiares y políticos del finado. Pero en ésta las circunstancias son otras: el dichoso COVID-19 lo impide todo, desde velar hasta casi saber dónde están a veces los cadáveres de los seres queridos.

El caso es que el PSOE ha cubierto el expediente, esta madrugada, con un tuit de despedida a quien fuera ministro y Defensor del Pueblo, santo y seña de aquel PSOE mítico de los Felipe González, Alfonso Guerra, José María Maravall, Javier Solana (recuperado ya del virus) y tantos otros nombres legendarios:

 

 

Ni una mención a la certeza pública de lo que pensaban los Múgica de su partido de toda la vida, al alejamiento total de Ferraz, que tampoco quería saber nada de ellos como del resto de la vieja guardia, tratada con una mezcla de desdén y desprecio que no se les escapa a todos sus miembros. Y quizá por eso la catarata de reproches al PSOE no ha parado a raíz del anuncio y de su tuit funerario, con alguno tan duro y a la vez llamativo como el que cierra hoy El Retuitero:

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP