21 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Reino Unido ríe tras la bajada de pantalones de Sánchez ante May con Gibraltar

Pedro Sánchez y Theresa May.

Pedro Sánchez y Theresa May.

España partía en posición de ventaja en las negociaciones sobre el Peñón enmarcadas en el Brexit, pero el presidente socialista ha renunciado a todas las reivindicaciones. Papelón el suyo.

La clase política y la prensa británicas se regodean a esta hora: el Reino Unido ha ganado la partida a España. 

Los periódicos de la isla recogen ampliamente el acuerdo bilateral entre Theresa May y Pedro Sánchez sobre Gibraltar en las negociaciones del Brexit, que en la práctica supone la renuncia de España a todo lo que aspiraba.

El trágala del Gobierno de España ha llegado incluso al posible uso conjunto del aeropuerto del Peñón: "Como lo que queremos sobre todo es que haya un acuerdo y dar estabilidad a la ciudadanía, los elementos donde es evidente que estamos a años luz de poder entendernos, como el uso del aeropuerto o la soberanía se dejaron a un lado, se apartaron de la negociación", sostuvo Sánchez

Aunque el llamado Protocolo para Gibraltar aún no se ha hecho público, el Financial Times ya habla de "fracaso" de España. Con el presidente a la cabeza, puesto que ha sido él quien ha llevado en mano las negociaciones diplomáticas. 

En el PP no dan crédito, y tienen motivos. En 2017 el Gobierno de Mariano Rajoy y el grupo en el Parlamento europeo de Esteban González Pons se apuntaron un tanto importantísimo al conseguir que la UE reconociera que ningún acuerdo entre los Veintisiete y el Reino Unido, una vez que el país abandonara el club comunitario, podría aplicarse en Gibraltar sin un acuerdo previo entre el Reino Unido y España.

Es decir, España consiguió un derecho a veto que ha desperdiciado con tal de llegar a un acuerdo con May para no entorpecer las negociaciones de Gran Bretaña con la UE. 

El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, es el que más está celebrando a esta hora lo que él ha llamado una "postura positiva" del presidente Sánchez. Que para el exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García Margallo es, por contra, una "noluntad", precisamente cuando la legalidad internacional está de parte de España.  

Comenta esta noticia
Update CMP