01 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias relega temporalmente a Montero por lo floja que es como parlamentaria

Pablo Iglesias observa a Irene Montero en una sesión de control al Gobierno.

Pablo Iglesias observa a Irene Montero en una sesión de control al Gobierno.

El líder de Podemos ha decidido recuperar a Errejón en vista de los constantes traspiés de su portavoz en las sesiones de control al Gobierno, que tienen a la bancada morada desmoralizada.

La bancada de Podemos en el Congreso lleva meses más que preocupada por los vapuleos parlamentarios que sus principales líderes reciben cada miércoles en la sesión de control al Gobierno.

Y es que, como en el anterior, este nuevo periodo de sesiones ha deparado dos jornadas en las que Pablo Iglesias e Irene Montero no han logrado coger el pulso al Gobierno sufriendo humillantes derrotas a manos del presidente del Gobierno, la vicepresidenta y algunos de sus ministros.

En las últimas sesiones, la dirección del grupo parlamentario morado cambió de estrategia, vistas las palizas dialécticas que Montero se llevaba de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Así que con los casos de corrupción que han vuelto a irrumpir en la actualidad y que afectan al PP fijó su objetivo en el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que además es uno de los miembros del Ejecutivo reprobados por la Cámara.

Pero ni por ésas. Catalá se ha sacudido con solvencia miércoles tras miércoles los ataques de Montero. Así que Pablo Iglesias ha decidido de nuevo cambiar de estrategia. Pero lo curioso es que este próximo miércoles el elegido para martillear al Gobierno con la corrupción es Íñigo Errejón, purgado como portavoz tras el Vistalegre II y que hasta ahora había mantenido un más que discreto segundo plano.

Según el orden del día previsto, Errejón va a regresar al hemiciclo este miércoles con una pregunta a Catalá. "¿Hasta qué punto se ve afectado el funcionamiento del Gobierno por el desarrollo de los juicios sobre financiación irregular de su partido?, quiere saber el exportavoz parlamentario de Podemos.

Lo más curioso es que Montero se ha caído también de las interpelaciones a la vicepresidenta, que va a recibir una pregunta de Podemos sobre el nombramiento de Luis de Guindos como vicepresidente del BCE. En lugar de la portavoz parlamentaria, como dicta el protocolo habitual, la pregunta la formulará el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

Un sector de la bancada morada considera además que Iglesias va a dar en los próximos meses mayor proyección a Errejón en el Congreso para impulsar su candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las elecciones de 2019.  

Quien si ha sido purgada totalmente en la sesión de control es la diputada Carolina Bescansa. Pese a ser una de las portavoces de la comisión de investigación sobre las finanzas del PP, Bescansa ha sido apartada de las preguntas que semana a semana formula al Gobierno el partido de Iglesias. El líder no ha perdonado aún que su antigua secretaria de Estudios y Programas le afeara en público sus vaivenes en Cataluña.

Comenta esta noticia