25 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alonso Caparrós avala las peores sospechas que se ciernen sobre Carmen Borrego

Alonso Caparrós.

Alonso Caparrós.

Pues menos mal que no quería ser muy concreto y que no quería sobredimensionar el asunto porque en el fondo le caen bien las tres miembros del Clan Campos, que si llega a querer hacerlo...

Es el personaje de moda en todas las tramas de los programas del corazón de Telecinco y en particular de Sálvame, donde no parecen dispuestos a soltar la presa tan fácilmente. 

El caso es que Carmen Borrego sigue copando los contenidos del magacín de tarde de Mediaset y este miércoles fue un extrabajador de la hija de María Teresa Campos el que contó que su comportamiento como jefa era "muy tirano": "No pide las cosas, las exige" y llegado un momento había gente que lo pasaba mal porque "era muy cuadriculada”.

También la calificó como “déspota” y añadió que se comporta de una forma o de otra si cree que está por encima o no de la persona que tiene delante: “Yo no volvería a trabajar con ella porque me lo hizo pasar mal en determinados momentos”.

Este testimonio no pareció extrañarle a Alonso Caparrós, que también trabajó con las Campos y confesó en Sálvame que "yo en los principios ha habido ocasiones que lo pasé mal, iba un poco más allá de lo meramente profesional".

“A veces me he ido fastidado”, explicó sin querer entrar en detalles ni “sobredimensionar” lo sucedido porque le tiene cariño tanto a ella como a su hermana Terelu y a María Teresa, pero sí daba algún dato: “Recuerdo una vez que fue un insulto, pero un insulto contundente y muy gratuito”.

“Más que una cosa concreta era cómo yo me sentía considerado”, argumentó Alonso Caparrós añadiendo que no era que le menospreciaran a él, era “una conducta general con los recién llegados”.

Sin embargo, no quiso desvelar el insulto que recibió. Eso sí, dejó claro que no se sentía menospreciado, pero sí le hicieron de menos: “Queréis que sea muy concreto pero no lo voy a ser”.

Comenta esta noticia