27 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez coloca a Delgado en la Fiscalía para controlar también toda la Justicia

El presidente del Gobierno propondrá al Consejo de Ministros el nombramiento de la hasta ahora ministra de Justicia para que sea la sustituta de María José Segarra.

"¿De quién depende la Fiscalía? Del Gobierno?" Esas palabras pronunciadas por Pedro Sánchez hace tan solo unos meses se vuelven más presentes que nunca después de que se conociera que Dolores Delgado, hasta ahora ministra de Justicia, será la encargada de sustituir a María José Segarra al frente de la Fiscalía General del Estado, colocando a esta institución como un apéndice más del Gobierno, socavando cualquier posibilidad de independencia.

El jefe del Ejecutivo informó el pasado viernes a Delgado que no continuaría al frente de la cartera de Justicia que había asumido en junio de 2018. Este mismo lunes, Juan Carlos Campo tomará su relevo al frente del Ministerio.

Tocada por el caso Villarejo, Delgado se definió en su toma de posesión en julio de 2018 como una "fiscal de trinchera" y prometió ser una "ministra de trinchera". Durante el año y medio de mandato apostó por la cooperación internacional y por el avance de la digitalización de la justicia.

Sus inicios en el Ministerio de Justicia se vieron perjudicados tras la difusión, dos meses después de tomar posesión, de unas grabaciones de una conversación que tuvo lugar en 2009 en el restaurante Rianxo de Madrid, entre el comisario jubilado José Manuel Villarejo (en prisión provisional desde hace dos años) y Delgado, que acudió al encuentro acompañando al ex juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para celebrar la medalla al mérito que habían concedido al expolicía.

Delgado aseguró que los audios publicados estaban manipulados, pues eran "trocitos solapados, puestos y pegados" y negó haber mantenido alguna "cita en ningún aspecto profesional" con el excomisario.

Estos hechos se sumaron a la tardanza de la hasta ahora responsable de Justicia en amparar al magistrado del Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del 'procés' en la demanda civil que presentó el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont contra él ante la justicia belga para que el Congreso y el Senado la reprobaran.

Una tercera censura llegó por parte de la cámara baja por haber instado a la Abogacía del Estado a descartar la rebelión en la acusación contra los líderes independentista en prisión por el procés. Los servicios jurídicos del Estado acusó de sedición y el Tribunal Supremo les condenó por este delito.

 

 

Pero sin duda si algo ha marcado la labor de Delgado fue su gestión de la exhumación de los restos de Franco, que llevó a cabo el 24 de octubre, tras una batalla en los tribunales con la familia. Delgado tuvo un papel esencial en el momento en el traslado de los restos del dictador desde Cuelgamuros hasta el cementerio de El Pardo-Mingorrubio, pues como ministra de Justicia ha ostentando el cargo de notaria mayor del Reino.

Indignación entre los fiscales

El próximo nombramiento de Delgado como Fiscal General ha generado una gran indignación en diferentes sectores. De hecho, la presidenta de la Asociación de Fiscales (AF), Cristina Dexeus, ha asegurado este lunes que la propuesta del Gobierno de nombrar a Dolores Delgado como nueva Fiscal General del Estado es "una manera muy clara de indicar" que el Gobierno quiere tener "sometida" a la Fiscalía.

En declaraciones a Onda Cero, Dexeus ha reconocido que la noticia le ha causado "estupor". "No me parece adecuado", ha apuntado, para después explicar que la AF está "en contra" de que quien haya ejercido un puesto político "de relevancia retorne sin más a la carrera" fiscal.

"Sometida al Gobierno"

A su juicio, el nombramiento de Delgado como sustituta de María José Segarra es "una forma evidente y muy plástica de indicar que la Fiscalía" General del Estado "la quieren sometida al Gobierno". "De otro modo no se puede explicar", ha añadido.

También el líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado este lunes que es "equivocado" designar a la hasta ahora ministra de Justicia, Dolores Delgado, nueva fiscal general del Estado, ya que, según ha dicho "ataca directamente" la separación de poderes y al propio Estado de Derecho. A su entender, se convertirá en la "ministra 23" del Gobierno que preside el socialista Pedro Sánchez.

Comenta esta noticia