27 de febrero de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Boris Izaguirre noquea a Jordi Cruz y abrasa TVE con lo que no se sabe de Tamara

"MasterChef Celebrity 4".

"MasterChef Celebrity 4".

En una de las noches más tristes para el formato estrella de la cadena pública, llena de lágrimas y confesiones, y expulsiones sorpresa, la palma se la volvieron a llevar ellos. Doble o nada

Tamara Falcó y Jordi Cruz siguen con su tonteo en MasterChef Celebrity 4 pero cada vez son más los espectadores que creen que entre broma y broma, la verdad asoma. Todo empezó porque la hija de Isabel Preysler reconocía públicamente que le parecía muy atractivo el chef con el traje de cocina y claro, a partir de ese momento el coqueteo protagonizaba cada momento en los que se quedaban a solas los protagonistas.

Así las cosas este miércoles se pudo ver una nueva fase en la telenovela que están interpretando y es que Jordi Cruz le confesó a Tamara Falcó que: "Ya me imagino a Isabel de suegra". Un comentario que se hizo entre bromas y cachondeo pero que deja entrever el buen rollo que tienen ambos y lo a gusto que se encuentran cuando están juntos.

Todo comenzó porque Jordi le preguntó la influencer: "¿A quién dejarías fuera de este concurso si pudieras?" a lo que ella contestó: "¡A ti!". Con la espontaneidad que le caracteriza, Tamara provocó la risa de todos sus compañeros y ¡atención! porque el chef se giró y le comentó a José Corbacho -invitado al talent culinario-: "Cuando estamos solos no me dice esas cosas".

De esta manera, los dos siguen atrayendo todas las miradas de los compañeros. Boris Izaguirre, gran amigo de Falcó, avisaba al chef del gran carácter que tiene: "Tamara tiene mucho más carácter que el que se ve acá", avisando a Jordi, con su toque de humor personalizado, de la persona con la que estaba jugando.

Las que ya no jugarán más, al menos a "cocinitas" serán Ana Milán y Almudena Cid, que protagonizaron este miércoles uno de los momentos más tristes de esta edición tras convertirse en las dos expulsadas de la noche.

Y es que nos han dejado dos aspirantes que nos han regalados momentos inolvidables para el programa y que sin duda, su ausencia va a ser muy notoria.

La primera expulsada era Almudena, que no consiguió conquistar a su jurado con el plato elaborado junto con Félix, aunque le quitó todas las culpas a su compañero asumiendo sus errores: "Soy la única responsable de haber hecho esa elaboración". Se justificaba diciendo que: "He llegado al programa en un momento en el que emocionalmente estaba un poco más inestable, pero siempre he sabido más o menos bien lo que quería hacer".

Su salida del programa fue con una confesión que dejó a muchos sorprendidos ya que no se sabía que a Almudena Cid le había costado integrarse con el resto de sus compañeros: "No me muevo en el círculo en el que ellos se mueven y ha habido momentos en los que me costaba integrarme. Y eso que soy una persona muy abierta, pero me ha costado tener aquí un mejor amigo".

"Es fantástico estar aquí, sentir lo nervios, la emoción cuando algo te sale bien. Escuchar vuestros veredictos, con esa dulzura de Samantha, el sentido del humor de Jordi y tu picardía. Todos mis compañeros, los que están y los que no están, solo me llevo cosas buenas", confesaba por el contrario Ana Milán a Pepe Rodríguez. Y es que lo cierto es que además de verla reír y llorar, hemos visto cómo la actriz ha dejado toda su fuerza en cada uno de los platos que ha elaborado.

Para terminar, Ana Milán aseguró que: "Repetiría hoy mismo, de verdad que le he perdido todo el miedo a la cocina, le he ganado todo el respeto a la cocina. Me parece un mundo de academia que no te acabas nunca, de creatividad, sensibilidad, donde todo es importante. Realmente me voy con la sensación de que me habéis hecho un regalo".

Con tanta tela que planchar, normal que La Uno volviera a triturar la parrilla nocturna del miércoles con un 22.9% y 2.394.000 espectadores (igualando su mejor cuota de la temporada). Muy lejos quedó la segunda opción, que fue para La Sexta con Enviado especial y datos de 7.9% y 1.176.000 en el estreno de la nueva temporada.

Por su parte, el Toy Boy de Antena 3 cosechó un  7.6% y 1.038.000 espectadores mientras en Telecinco Señoras del (h)AMPA hacían un 7.3% y 810.000 y en Cuatro En el Punto de Mira se llevaba el farolillo de la noche, eso sí, con su máximo de temporada: 6.5% y 914.000.

Comenta esta noticia
Update CMP