Suspendido concierto-burla a Rita Barberá pero el alcalde va a tener que mojarse

Los Mocetones suspenden su actuación y piden disculpas. El PP reacciona a través de su grupo municipal, que presenta moción al pleno para que Ribó se retrate.

No ha sido precisamente un clamor en redes, como cuando el ofendido resulta ser de izquierdas. Las reacciones políticas al concierto-burla a Rita Barberá programado por una sala madrileña no se han prodigado. Ni Joan Ribó ni el PPCV como tal, que se sepa a esta hora, se han manifestado. Sí lo ha hecho finalmente el grupo popular, que llevará el asunto a pleno este jueves.

Lo decía claro y alto el No Adscrito Alexis Marí en su cuenta de Twitter tras la noticia publicada este martes en ESdiarioCV de la que se hizo eco por la noche La 8 TV: “vomitivo el asunto de la fiesta-burla hacia Rita Barberá. Una cosa es libertad de expresión, otra la falta de respeto gravísimo hacia una persona que ya falleció y obviamente no se puede defender. Inadmisible en una sociedad respetuosa con todos”. José Enrique Aguar, de Contigo, escribía en Facebook que nuestros representantes actuales no tienen "la mínima decencia de defender a quien por voluntad `popular estuvo" al frente del Ayuntamiento de Valencia. 

A falta de otras solidaridades, ahí estaba la familia de la fallecida política valenciana, anunciando a través del periodista José Luis Torró que estudiaría emprender acciones legales contra el concierto programado para este mes en Madrid. Pero no han sido muchas más las reacciones políticas a la noticia.

Hasta que se ha producido la del grupo municipal popular una de las más destacadas había sido la del diputado autonómico y dirigente de Nuevas Generaciones, Juan Carlos Caballero, al que la polémica pillaba justo en televisión. Poco más. Nada en la cuenta del PPCV. Sólo en la de NN.GG. y en la de la portavoz en la Diputación Mari Carmen Contelles, jefa de filas de Modesto Martínez, el diputado de Alboraya que por la mañana llamaba “hijos de puta” a los promotores del concierto-burla.

Pero los concejales populares, que lo son porque Barberá los puso en su lista, no tienen nada que perder. Todos menos uno saben que no continuarán. Así que, finalmente, y encabezados por Eusebio Monzó, el portavoz y único no imputado, han presentado una moción de urgencia al pleno para que Joan Ribó, su equipo de gobierno y el resto de concejales se pronuncien este jueves sobre la ofensa a la memoria de la ex-alcaldesa en el cartel de anuncio de la actuación de Los Mocetones.

La imagen promocional ya ha sido retirada y el concierto suspendido. Los Mocetones han pedido perdón “a la familia y a todas las personas que se hayan podido sentir ofendidas” y han asegurado en las redes sociales que no tenían pensado hacer ninguna parodia de Barberá. Falta ver qué hace ahora el pleno municipal.

Comenta esta noticia
Update CMP