21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Pilar Eyre da su merecido a los que se burlan del físico de Isabel Pantoja

Pantoja, motivo de escarnio por sus fotos en traje de baño

Pantoja, motivo de escarnio por sus fotos en traje de baño

Unas imágenes han desatado el escarnio contra la cantante. El asunto se ha disfrazado de debate pero todo son críticas hacia su físico. Ahora los críticos reciben de su propia medicina.

Las fotografías sin retoque que este verano se captaron de Isabel Pantoja están dando mucho que hablar. Algunas críticas han sido demoledoras. Y lo más chocante es que no han sido lanzadas por top model alguna, si no por mujeres y hombres reales, de las y los que abogan por la belleza natural. El asunto es que se ha hecho mofa del físico de la tonadillera. No es justo, la verdad, pues cada uno está como está, y no hay más. Menos mal que una voz autorizada y con gran calado en la crónica social, la de Pilar Eyre, se ha alzado contra quienes se están excediendo con la artista y les ha dado su merecido en forma de palabras en la revista Lecturas: “Vale, ya he visto sus fotos en bañador en las que estaba oronda y flácida. También me he dado cuenta de que debido seguramente a un estiramiento facial, su frente se ha ampliado de forma considerable, además de tener el culo caído y celulitis en los muslos. Sí, pero…”.

Y ahora viene el zas, en toda la boca, de la Eyre: “Pero ¿es que acaso todos tenemos el tipo de Lara Álvarez? ¿Es que nuestros rasgos son tan perfectos como los de Paz Vega? ¿Es que lucimos la insultante juventud de Clara Lago y la elegancia de un hijo de Naty Abascal? Y, perdonen, aunque así fuera, no tendríamos derecho, y, lo que es peor, no tendría gracia ninguna que nos burláramos de los estragos de la edad, de un físico desafortunado, de un bigote o de unos kilos superfluos. Pero lo que más me duele es que se diga “es normal por lo vieja que es, ¡60 tacos!” ¿Vieja? ¡Anda y que os vayan dando, amiguitos!”. Sin duda, no podríamos estar más de acuerdo con la veterana periodista que, una vez más, ha terciado para poner fin al desatino.

El asunto de las fotografías de Isabel Pantoja no solo ha provocado el escarnio de la protagonista, disfrazado de debate, también que la revista ¡Hola! haya tomado la decisión de demandar a Sálvame por la difusión de las mismas. Y es que se trata de unas fotografías vendidas en forma de pull. Es decir, tres agencias hicieron el tema y pactaron que se repartirían los beneficios. Sin embargo, uno de los fotógrafos implicados, conocido como El Chichita, se saltó las normas y vendió parte del material que obtuvo al programa de Telecinco. Fue ahí donde se vio al natural a la tonadillera. Grave error o ida de pinza, vaya usted a saber, pues la revista rosa adquirió todo el material en exclusiva. Por tanto, el mismo no puede ser exhibido ni vendido. En el aire está si las agencias que hicieron pull van a cobrar lo pactado, los 60.000 euros en que quedó cerrada la venta. Por su parte, estas agencias están que trinan contra el fotógrafo traidor. Y tienen razón, ya que es inadmisible lo realizado. En fin, puro despropósito o locura mental transitoria, cualquiera sabe. Todo puede ser en el mundo rosa.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia