Oltra subraya que la exministra Montón "no va a cobrar" en su cargo sanitario

Carmen Montón en una imagen de archivo

Carmen Montón en una imagen de archivo

La vicepresidenta del Consell remite al visto bueno que ha dado la Oficina de Conflicto de Intereses sobre la participación de la exministra en las actividades de Fundamed.



La exministra de Sanidad Carmen Montón, que ocupó el cargo durante tres meses en el Gobierno de Pedro Sánchez, "puede formar parte de un 'lobby' farmacéutico porque no va a cobrar por ello", según ha manifestado hoy la vicepresidenta del gobierno valenciano, Mónica Oltra, a preguntas de los periodistas, realizadas tras la celebración del pleno del Consell.

Oltra ha justificado su contestación basándose en el visto bueno que ha dado la Oficina de Conflicto de Intereses de la Secretaría de Estado de Función Pública sobre la participación de la exministra en las actividades de Fundamed: "Si la Oficina de Conflicto de Intereses ha dicho que no va a cobrar por ello, es porque será así". 

Además, Oltra ha puntualizado que, como responsable de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas del Gobierno valenciano, considera que "es bueno reconocer el empoderamiento femenino e incrementar la presencia de mujeres en puestos de responsabilidad en el ámbito sanitario". En este sentido ha recalcado que "si a Montón se le autorizó en junio de 2019 para la participación en la iniciativa 'Mujeres de la Sanidad' sobre el impulso del talento femenino y de las mujeres, es porque Montón no tendrá vinculación laboral ni retribución por parte de Fundamed".

La exministra Carmen Montón afirmó este jueves en un comunicado emitido en su cuenta de Twitter que "solo estaba participando en una iniciativa sobre mujeres, sanidad y feminismo"; al tiempo que puntualizó también que  no trabaja "en una fundación farmacéutica" ni ha fichado por "un lobby de la sanidad privada".

Sin embargo, tal como adelantó hace unos días el diario "Las Provincias" y les comentamos también en ESDiarioCV, la Fundación Fundamed, es una organización formada y apoyada por importantes empresas del sector sanitario español, como asimismo señala la web del organismo, presidido por el también exministro Enrique Sánchez de León, responsable de la misma cartera entre 1977 y 1979.

El caso de Montón resulta especialmente paradójico, ya que, durante su gestión de tres años en el Consell, destacó por convertirse en el azote de las empresas concesionarias de hospitales y por defender a ultranza la reversión en la Ribera, a pesar de que nunca llegó a mostrar informe alguno que avalara que el paso a la gestión pública supondría más ahorro para el contribuyente o mejor atención para el usuario. La decisión laboral de Montón supone una oda a la incoherencia política. La primera decisión. tras tomar posesión como consellera de Sanidad, fue proponer a su marido para dirigir una empresa pública.  Finalmente no se llevó a cabo su propósito, entre otros motivos, por la crítica feroz de la vicepresidenta Mónica Oltra.

Comenta esta noticia
Update CMP