21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las autoridades confirman el peor de los presagios en una explosión en Alemania

Instantes después de la explosión en una localidad de nuevo en la región de Baviera.

Instantes después de la explosión en una localidad de nuevo en la región de Baviera.

Ansbach se sobresaltó a medianoche con una deflagración que ha dejado al menos un muerto y diez heridos. Se especulaba sobre un accidente pero ha sido un atentado cometido por un sirio.

Al menos una persona ha fallecido y 12 han resultado heridas, entre ellas tres de gravedad, a causa de una explosión registrada este domingo en la localidad alemana de Ansbach, cerca de Nuremberg, en el norte de Baviera.

Si bien en un inicio se barajaba la posibilidad de que fuera una explosión de gas accidental en un restaurante de la localidad, la alcaldesa de Ansbach, Carda Seidel, ha confirmado que ha sido intencionada, aunque aún no ha confirmado si ha sido una explosión o más de una, ni tampoco de qué artefacto explosivo se trata, según ha informado el portal local 'NordBayern'.

La deflagración ha tenido lugar poco después de las 23.00 de la noche junto a un bar de vinos cerca del que se celebraba un festival de música, que ha sido cancelado. Unas 2.000 personas que asistían al concierto han sido evacuadas, al igual que varias viviendas y un hotel en las inmediaciones del lugar de la explosión.

El ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, ha confirmado en rueda de prensa que según las investigaciones preliminares, detrás de la explosión está un sirio de 27 años a quien se le había negado su solicitud de asilo en Alemania.

"Según el estado actual de la investigación, el muerto era un sirio de 27 años que llegó a Alemania hace dos años y que solicitó asilo en el país", ha indicado el ministro en una rueda de prensa ofrecida tras la explosión y recogida por el diario local 'NordBayern'.

"Su solicitud de asilo fue rechazada el año pasado", ha añadido, si bien ha indicado que se le habría ofrecido un "permiso" de residencia, y que desde entonces había vivido en Ansbach.

Posible origen islamista

Durante su intervención, el ministro bávaro de Interior ha afirmado que todavía se desconocen los motivos del ataque, al igual que su intención. "No sabemos en este momento si el criminal ha actuado puramente con una intención suicida o si su intención era matar a más gente", ha afirmado.

Por su parte, el jefe de la Policía, Roman Fertinger, ha confirmado que las autoridades no han hallado "piezas metálicas" dispersas en la zona de la explosión, y ha advertido de que si bien no se puede excluir que se trate de un "extremista radical", no hay pruebas que confirmen esta postura.

El varón habría intentado acceder, según las autoridades, en el festival que se estaba desarrollando en las inmediaciones, pero no le habrían dejado entrar. El artefacto explosivo, que todavía no ha sido identificado, iría en la mochila que llevaba el joven, según 'NordBayern'.

Las autoridades, que creen que el autor de la explosión actuó sólo, están investigando las llamadas y mensajes de un teléfono que han encontrado en el lugar del incidente.

La Policía y los equipos de rescate han iniciado una operación "a gran escala" y han acordonado la zona, y se ha establecido un gabinete de crisis en el ayuntamiento para evaluar la situación. Ya comienza a cobrar fuerza la hipótesis de que sea una acción de origen yihadista y se estudian las conexiones del sirio en su país con el yihadismo o con el Estado Islámico.

Comenta esta noticia
Update CMP