18 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La espeluznante confesión de Terelu Campos cuando estaba al borde de la muerte

Terelu Campos reaparece en el Sábado Deluxe con una catarata emocional de confesiones duras, secretos muy personales y aclaraciones familiares entre aplausos.

Era la más esperada y el brutal aplauso que recibió al aparecer en el plató de Sábado Deluxe, con más aplausos que el Real Madrid en el Bernabéu tras ganar la Champions, confirmó que a Terelu Campos la afición le profesa cariño y conmoción por sus terribles meses de enfermedad.

No defraudó Terelu, con una emocionante entrevista de un Jorge Javier Vázquez distinto, de riguroso negro a lo Ray Donovan y el pelo blanco, más enjuto que nunca, y también dejando hablar a la invitada sin casi interrupciones.

Lo de la Campos fue una catarata de emociones, confesiones, lágrimas y recuerdos; los de alguien que ha estado a punto de morir de cáncer y que ahora, en fase de recuperación tras sendas intervenciones muy traumáticas, ve la vida con otros ojos.

 

"Todo depende de la mente y apostar por seguir viviendo me parece la leche", dijo para lanzar un mensaje de esperanza a otras mujeres que, como ella padecen cáncer de pecho o se han sometido a una doble masectomía. Pero para llegar hasta ahí, reconoció, tuvo mucho que superar. Se vio al borde de la muerte, postrada y dolorida, y fue en ese instante cuando estuvo a punto de renunciar, de "tirar la toalla, porque no sabía si así podía seguir con mi vida".

Su madre y su hermana

Una Terelu más humana que nunca tuvo tiempo, claro, para hablar de su madre, María Teresa Campos; y de su hermana, Carmen Borrego, dos de sus grandes apoyos en estos meses tremendos de dolor, heridas y postración.

De la matriarca dijo que "ha sido muy duro verla detrás de un biombo", porque nunca le dejó ver las heridas de la operación, ya que "no quería que tuviera ese recuerdo".  En ese instante se vino abajo, consciente de cuánto había debido sufrir María Teresa, siempre al lado de su querida Terelu.

Y de Carmen, la hermanísima, solo buenas palabras, compartidas por ambas en plató. Ella fue su báculo diario y, junto a su marido, constante compañía de la convaleciente en sus peores momentos. Olvidadas polémicas, Terelu no se siente "recuperada" del todo, le queda un largo camino, pero su vuelta a televisión, con buen aspecto y ganas, es una espléndida noticia.

Comenta esta noticia
Update CMP